Blogia
ENOLOGIA

ENTREVISTA AL MARQUÉS DE GRIÑON

Entrevista // Carlos Falcó, Marqués de Griñón

Marqués de vinos y olivas

MYTE NAVARRO

EL UNIVERSAL

 

La innovación hace de este grande de España un personaje alejado de protocolos pasados y acartonamientos (Foto Vicente Correale)

Sin temor a los fotógrafos, y eso que ha sido víctima de los paparazzi españoles, Carlos Falcó Marqués de Griñón llegó a Caracas para presentar sus vinos.

Para algunos su nombre resulta conocido porque fue el segundo esposo de Isabel Presley. Sin embargo, no es un hombre de muchas fiestas sino de trabajo.

Durante la vendimia se levanta temprano y el resto del año supervisa la poda y como las uvas van madurando diariamente.

A pesar de un itinerario algo accidentado para llegar a Caracas que lo llevó a subir la trocha en horas no recomendadas, en su rostro no se ve cansancio. Con total sencillez y sin la plebeya soberbia de algunos mortales habla de sus vinos. Sabe que es un innovador en la enología, oficio lleno de poesía y romanticismo. Ejemplo de ello es que fue el primero en usar el riego por goteo en un viñedo. "Yo soy ingeniero agrónomo. Estudié en la Universidad de Lovaina, Bélgica y en California".

A la pregunta de cuáles son los riesgos de un innovador, responde que son los mismos de todos aquellos que se abren caminos. "Siempre se encuentran obstáculos y se cometen errores, pero alguien tiene que correr con esos riesgos. Yo creo que el mundo del vino es como el de la cocina, gana el que más arriesga. Allí tenemos a Ferrán Adriá".

-¿Y qué tal se combinan sus vinos con los platos de Adriá?

-Muy bien. Ese es uno de los restaurantes donde tenemos mejor representados nuestros vinos. Yo suelo ir una vez al año. Es una cocina que no es evidente para el vino tinto, pero siempre se encuentra algún plato para acompañar.

-¿Se ha planteado alguna vez elaborar espumantes?

-No. Nuestra única relación con el champaña es estar en el portafolio de Möet-Hennessy.

-Diferencias entre el suelo toledano y el de Borgoña?

-Según Aubert de Villaine, quien lleva el famoso vino Romanée-Conti, el suelo que más se parece al de Borgoña es el toledano, por la proporción de arcilla y caliza. Le he dicho que espero que algún día nuestros vinos se vendan a los precios de los de él.

-Hacer vino es poesía y de tradición. ¿La tecnología rompe con ello?

-Sí, pero creo que a la inmensa mayoría de los aficionados al buen vino les importa más disfrutar en la mesa. Yo diría que hoy es imposible no utilizar la tecnología. Se requiere para tener un vino con la temperatura justa en la mesa, para transportarlo necesitamos un contenedor que cuide ese vino. Usamos tecnología que nos permite gestionar los viñedos. Hoy en día se están haciendo los mejores vinos de la historia, y es una historia de 7 mil años. Eso gracias a la tecnología. En la cocina pasa algo similar. Los platos tradicionales son maravillosos pero la tecnología del siglo XXI nos permite conservar y preservar las vitaminas.

-¿Qué plato recomendaría para cada uno de sus vinos?

-Creo que hay que buscar dentro de la gastronomía local el que guarde más armonía, esta palabra me gusta más que maridaje, por ejemplo, el Valdepusa Petit Verdot combinó perfectamente con una cachapa, queso de mano y lascas de pernil, que es pura cocina venezolana.

-¿Cuál de sus vinos prefiere?

-Los vinos son como los hijos, se quieren a todos igual. Sin embargo, el último es el que inspira más ternura. En este caso es el AAA, saldrá en diciembre en España. Elaborado con la riojana uva Graciano, es un homenaje a mis hijas cuyos nombres tienen tres a: Alejandra, con 39 años, directora de Marketing de la empresa; Tamara, la hija de Isabel (Presley), que ha comenzado su negocio de moda y Aldara, que tiene 9 y estudia en Inglaterra. Además, la triple A significa máxima calidad.

El marqués de Griñón es un viajero empedernido. Lo hace por razones de negocio o para acompañar a su esposa Fátima de la Cierva, quien es antropóloga. Con ella comparte una escala de valores que se manifiesta en el trabajo social que realiza en países como El Salvador y Kampuchea.

-¿Y la responsabilidad social de su empresa?

-Tenemos un compromiso con el medio ambiente. Nuestro viñedo es uno de los pocos que mantiene encinas. Preservamos especies vegetales y animales. Usamos poco fertilizante.

Al lado de los viñedos de Malpica crecen olivares, propiedad de este primo de la duquesa de Alba y gran amigo, desde su infancia, del rey Juan Carlos, con él comparte desde hace 40 años la pasión por la caza. "Cazamos perdices y nos tomamos más de una copa de vino". Se ríe y agrega que el príncipe Felipe comparte con su padre el gusto por el vino.

Desde hace 700 años las tierras de Malpica pertenecen a su familia, que en el siglo XIV compra los señoríos de Griñón y Cubas. A comienzos del siglo XIX, Isabel II de España, convierte el señorío en marquesado para retribuir a dos dama de la corte, antepasados de Carlos Falcó. Su hermano, Fernando, conserva el título de marqués de Cubas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres