Blogia
ENOLOGIA

EL MAPA GENÉTICO DE LA PINOT NOIR

PARIS (AP) - Los enólogos que elogian la champaña y los vinos de Borgoña por su "complejidad" tienen toda la razón. Investigadores franceses e italianos han trazado el mapa de la uva pinot noir, que se usa para el espumante y muchos vinos borgoña en Francia y en todo el mundo, y han descubierto que tiene unos 30.000 genes en su ADN. En esto supera el genoma humano, con sus 20.000 a 25.000 genes.

 

Según los investigadores, que publicaron sus conclusiones el jueves en la revista Nature, han identificado casi 500 millones de las unidades químicas del ADN de la uvas. Ciertas secuencias de estas unidades forman los genes, así como las letras forman palabras.

Estos descubrimientos en lo inmediato no afectarán el paladar de los gustadores de vinos. Es la primera uva - y la primera fruta - de la cual se traza el mapa genético, y faltan años para que se puedan aplicar estos conocimientos a las viñas. Pero para más adelante se prevén variedades de uva más resistentes a los insectos y las enfermedades.

El equipo dice que sus investigaciones han confirmado lo que muchos amantes del vino probablemente habían adivinado: que la uva posee una cantidad inusualmente alta de genes cuya tarea es crear el sabor.

Más de 100 de sus genes producen taninos y terpenos, que le dan al vino su sabor, comparado con medio centenar en otras plantas, dijo el investigador Patrick Wincker.

Dijo que el conocimiento de esos genes productores de sabor podría ser el primer paso hacia la creación de nuevos vinos, ya que los científicos podrían crear nuevas variedades de uvas con sabores específicos.

Pero puesto que el sabor depende también de factores externos como el sol y la composición de la tierra, "no será fácil modificar el sabor del vino", dice el artículo en Nature.

En todo caso, dijo Wincker, faltan años para llegar a los nuevos sabores, y las diferencias serían tan sutiles que sólo un paladar experto podría apreciarlas.

El ministerio de Agricultura francés, que financió en parte el proyecto multimillonario, elogió las conclusiones en una declaración. El ministro Michel Barnier expresó esperanzas de que el estudio permita desarrollar nuevas variedades favorables a la protección del ambiente.

André Barlier, director adjunto de Viniflor, una agencia que fomenta el vino francés con fondos del gobierno, elogió el hecho de que se publicaran las conclusiones. Pero puso en duda que el mapa modificara los métodos de vitivinicultores franceses, conocidos por su adhesión estricta a los métodos tradicionales.

"En Francia somos muy conservadores y seguimos los métodos tradicionales", dijo Barlier. "No creo que tenga consecuencias en el corto plazo". Con información de la periodista de Associated Press Philippine Boudet.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres