Blogia
ENOLOGIA

LICORES FAMOSOS

Por: Débora Femenia Montero

Licor de fruta - Los licores de fruta también son muy populares por la excelente combinación del sabor frutal y el alcohol. Se elaboran con diferentes tipos de fruta, especialmente cítricos, y se preparan por maceración. Además de beberse solos y en cócteles, también suelen funcionar como digestivos.<

Cointreau - El Cointreau es un conocido licor de naranjas elaborado en Saint-Barthélemy-d'Anjou, en Angers, Francia. En general se produce con naranjas de España y Haití, además de las de otras partes del mundo. Presenta 40º de contenido alcohólico, lo cual lo hace uno de los licores más fuertes. Por su graduación se trata de un triple seco especial (se llama triple seco a los licores de naranja), dado que este tipo de licores suelen tener sólo 20º. El Cointreau es bebido no sólo como aperitivo sino también como digestivo.

Curaçao - Curaçao es un licor hecho con naranjas amargas de la isla que le da nombre al licor. Estas naranjas se llaman Larahas y son un tipo especial de naranjas surgidas de unas traídas por los conquistadores españoles desde Valencia. A diferencia de las naranjas valencianas, las Larahas se caracterizan por su sabor amargo, el cual es producto de la tierra y el clima áridos de la isla.

Este exquisito licor se prepara con las cáscaras de las naranjas, que antes de macerarse deben cortarse y secarse para que se potencien sus aromas y sabores. Luego se coloca las cáscaras en un recipiente cerrado con alcohol durante una cierta cantidad de días. Finalmente se filtra el líquido macerado y se agregan diferentes especias. La cantidad de almíbar incluido depende del sabor más o menos amargo que se desea obtener. Hay variedades muy dulces y otras muy secas.

Si bien es transparente, generalmente a este licor se le agregan colorantes de colores llamativos, tales como azul, rojo, verde o naranja, siendo el más frecuente el azul. Esto se debe a que el curaçao se emplea mucho en cócteles y de esta manera se logran tragos realmente atractivos. También este licor muchas veces es elaborado con extractos sintéticos de naranja.

Grand Marnier - Se trata también de un famoso licor de naranjas creado a fines del siglo XIX en Francia. Se elabora mediante la mezcla de esencia de naranja y distintos coñacs. Es también un triple seco especial dado que contiene 40º de alcohol. Se suele beber solo o en cócteles.

Limoncello - El limoncello es quizás uno de los licores de frutas más bebido en todo el planeta. Como su nombre lo indica, se trata de un licor de limón. Es una bebida característica del sur de Italia, especialmente de Nápoles, Capri y Sicilia. Se elabora con cáscaras de limón maceradas en alcohol durante varios días. Al líquido macerado se le agrega almíbar y luego se envasa. El limoncello es un licor dulce y suave, agradable para todos los paladares.

Midori - Midori es un licor de melón producido en México, aunque tiene su origen en Japón. Se elabora con melón macerado, a cuyo líquido se le añade almíbar y se envasa, aunque también puede prepararse mezclando agua, alcohol, azúcar y esencia de dicha fruta. Este licor tiene 21º de contenido alcohólico. Es una bebida que raramente se bebe sola, dado que tiene un sabor muy particular. Generalmente se emplea en cócteles, a los cuales les otorga un toque exótico. Es común mezclarlo con limonada, jugo de limón, naranja, lima o ananá.

Licores de cerezas y frambuesas  - Estos licores constituyen un grupo especial dentro de los licores de frutas dado que se elaboran con distintas variedades de cerezas y frambuesas. Se trata de licores sofisticados, ideales para sorprender con una bebida sabrosa. Muchas veces es difícil conseguir los distintos tipos de estos licores. Se los suele emplear en la elaboración de postres deliciosos. El licor de cerezas más famoso es el maraschino:

Maraschino - Este licor se caracteriza por ser elaborado con cerezas Marasca, que se cultivan en el norte de Italia y en determinadas partes de Europa oriental (Eslovenia y Croacia). Es un licor especial porque se produce por destilación, lo cual es poco frecuente en los licores, generalmente elaborados por maceración, infusión o mezcla. Además se trata de una bebida con larga historia, dado que se produce desde el medioevo.

Licor de hierbas - Existe una enorme variedad de licores de hierbas, elaborados con recetas en las que se combinan aromas y sabores múltiples de forma única. Por lo general es difícil conocer las recetas precisas de estos licores, dado que los productores las guardan como preciosos secretos. La mayoría de estas bebidas se preparan con una enorme cantidad de hierbas diferentes. Los licores de hierbas, además de ser bebidos como aperitivos, son recomendados por su poder digestivo. Aquí presentamos las características de los más conocidos:

Anisado - Este es un licor de anís producido en Italia y famoso especialmente en España y Francia. Se diferencia de otros licores anisados por tener menos contenido alcohólico (25º, cuando normalmente tienen 40º) y por ser más dulce. Por estas cualidades particulares tiene un sabor suave y agradable que lo hacen muy apreciado.

Benedictine - Este es el licor de hierbas más famoso y más antiguo. Tiene su origen en Francia, precisamente en Normandía, en la Abadía Benedictina de Fécamp. Allí la historia afirma que los monjes benedictinos comenzaron a preparar esta bebida deliciosa, de donde ésta obtuvo su nombre.

Los benedictinos produjeron este licor entre los siglos XVI y XIX, ya que a partir de mediados del XIX una empresa privada comenzó a elaborarlo. Se trataba de la compañía de Alexandre Le Grand, la cual continúa produciendo este licor actualmente. Desde fines del siglo XIX este licor se destila en un palacio imponente de Fécamp.

El licor benedictino se elabora con una combinación secreta de veintisiete hierbas y especias diferentes más coñac. El proceso de elaboración implica distintas etapas de destilación y mezcla. Este licor tiene una graduación alcohólica de 43º. Las botellas de Benedictino llevan una inscripción dedicada a Dios (D.O.M, "Deo Optimo Máximo").

Hay variantes de Benedictino, tales como B & B (Benedictino y Brandy), que contiene más brandy y por ende tiene un sabor más seco; o Café Benedictino, que consiste en la mezcla de licor de café con este clásico licor de hierbas.

Becherovka - Este licor de hierbas originario de Checoslovaquia se produce desde principios del siglo XIX. El creador se llamaba Josef Becher y era un farmacéutico que comenzó a vender esta bebida preparada en base a una particular combinación de hierbas. Luego su hijo decidió vender el producto en grandes cantidades, transformando la pequeña empresa familiar en una gran compañía, cuya dirección quedaría a cargo de la familia hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, cuando la compañía sería estatizada. Actualmente la empresa es parte de la compañía internacional Pernod Ricard, especializada en licores.

El licor Becherovka se prepara con anís, canela y muchas otras hierbas, junto con alcohol, azúcar y agua de Karlovy Vary (Checoslovaquia). Tiene 38º de contenido alcohólico. Se bebe solo y frío y funciona además como un excelente digestivo. Existe una variedad de Becherovka, el denominado Becherovka Rojo, con mayor graduación alcohólica y con un sabor más amargo.

Licor de almendras - Los licores de almendras son un tipo particular de bebida espirituosa debido a su sabor característico. Se elaboran no sólo con almendras sino también con carozos de diferentes frutas. Además de beberse solos y en cócteles son muy empleados en cocina. Aquí presentamos al más famoso de estos licores:

Amaretto - Este licor de origen italiano se elabora desde el siglo XVI. Se prepara con almendras y carozos de duraznos, damascos, cerezas y otras frutas. Este licor se caracteriza por su sabor fuerte, dulce y distintivo. Es realmente inconfundible, aún si es parte de una receta o un cóctel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres