Blogia
ENOLOGIA

LA AMBICIÓN DEL REY MIDAS

La Historia del Vino - Dionisos: Cap 10 

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

 

Un día los soldados del rey Midas, de Frigia, encontraron en los jardines de rosas del palacio a un anciano de barba, completamente embriagado, exhausto y que hablaba incoherencias en una lengua extranjera, diciendo que era el gran Sileno.

En la mitología griega Sileno era un dios menor que personificaba la embriaguez. Era el preceptor y leal compañero de Dionisos, al tiempo que era descrito como el más viejo, sabio y borracho de sus seguidores. Su equivalente en la mitología romana era Silvano, cuyo nombre significa simplemente «de los bosques», y en la mitología etrusca Selvans.

Sileno suele considerarse hijo de Hermes, como sucede con la mayoría de los sátiros, pero en otras tradiciones se le hace hijo de Pan con una ninfa, o de Pan con Gea. Como con Dioniso, se situaba su lugar de nacimiento en Nisa - Asia.

Después de un reparador sueño, comida caliente y un buen baño, el anciano recobro el sentido y le informo al rey que era parte de la comitiva de Dionisos y que acampaban cerca de allí, en el bosque. Midas envía a un emisario invitándolo a Palacio y diciendo que tenían muy bien cuidado al desaparecido Sileno, la noticia le causo gran alegría a Dionisos que temía por la suerte de su maestro y guía espiritual de la misión.

 

Dionisos en recompensa ofreció satisfacer un deseo del rey, cualquiera que sea, entonces al ambicioso Midas solicito que todo lo que tocara se convirtiera en oro, pero esta virtud concedida alcanza también a su comida y bebida, por lo que, muerto de hambre,  rogó al joven tebano que le librase de ese don fatal. Dionisos indica a Midas que se bañara en el río Pactolus, y de esta manera termina el hechizo, desde entonces este río fue rico en oro.

 

El festejo por el final feliz de la historia fue apoteósico, el rico rey colmo de regalos a sus invitados quienes le ofrecieron lo mejor de sus vinos. Tal fue la empatía entre ambos personajes que Dionisos  nombro a Midas como el primer sacerdote del vino. Este rey construye un gran templo en Frigia en honor a Dionisos y fue durante toda su vida su fiel seguidor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres