Blogia
ENOLOGIA

EL COLOR DEL VINO - 03

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes 

Conceptos sobre el color del vino: 

BRONCEADO. Color ladrillo o ámbar del vino añejo. Brut: Champaña o vino espumoso muy seco (menos de 15 gr. de azúcar por litro). Admite diferentes matices, dependiendo del contenido de azúcar, por ejemplo: El Extra Brut tiene un contenido de azúcar de 6 gr. por litro.

 

BRONCEADO. El color ladrillo o ámbar del vino añejo. Se puede apreciar en los Oportos Tawny.

CAOBA. Color entre marrón y amarillo semejante a esta madera. Suele definir a vinos generosos. Este tono también lo adquieren los brandies y rones en su segunda fase de envejecimiento.

CAOBA. Es el color que toma un reserva en fases avanzadas de crianza. Segunda fase de envejecimiento de los brandies, rones y vinos generosos. Tono que adquieren generalmente cuando son más viejos, entre marrón y amarillo.

CAPA. Color de la superficie del vino. Es la intensidad de color que tiene un vino. Pueden ser "capa alta" cuando es intenso y "capa baja" a los de menor color. Medida de la cantidad de color de vinos tintos. Se llama "doble capa" a los vinos que se hacen fermentar con mayor cantidad de hollejo de la que normalmente les corresponde. Pigmentación intensa de ciertos tintos, ricos en antocianos, elaborados a partir de las variedades tintoreras  y utilizados para dar color a tintos pálidos.

CARGADO. Vino con cuerpo, espeso, con intenso color.

DECOLORADO. Vino sin color, que por tratamientos clarificantes o por adición de anhídrido sulfuroso pierde su color natural o cambia en los tintos de tono hacia el amarillo.

EL COLOR Y EL TIEMPO DE MACERACIÓN: Cuanto más tiempo está en contacto un mosto con los hollejos más materia colorante se obtendrá. Es por ello que en una misma región vitivinícola, con las mismas variedades de uva, se pueden producir vinos de diferente tonalidad.

 

FENOL. Los compuestos fenólicos (ácidos, alcoholes y aldehídos fenoles, antocianos, taninos) tienen un papel fundamental en el color, la astringencia y la composición aromática de un vino.

INTENSIDAD.  Se expresa mediante una serie de conceptos sencillos como: Pálido, Intenso, Ligero, Profundo, Claro, Nítido, Débil, Cubierto, Vivo, falto de capa, Fuerte, Fresco, Oscuro, Muerto, Apagado,  etc.

LIMPIDEZ. Con este término, se intenta calificar a un vino de forma determinante. Un vino puede estar límpido (limpio, claro y sin ningún "cuerpo" extraño flotando en el líquido) o no. Lo primero que tiene que cumplir el vino es estar límpido, sin "cosas" flotando, ni turbio. Quiero recordar que los típicos vinos caseros, normalmente, suelen ser turbios; esto no quiere decir que el vino sea o esté malo, sino que, en principio, no tiene buen aspecto.

LOS COLORES Y LA EDAD EN LOS BLANCOS: Casi incoloro: Vino joven, sano. Amarillo claro con reflejos verdosos: Vino joven. Amarillo dorado: Madurez, tal vez criado en madera, Oro cobrizo o bronce: Vino viejo. Ámbar hasta el ocre: Vino oxidado, demasiado viejo.

LOS COLORES Y LA EDAD EN LOS ROSADOS: Piel de cebolla: Comienza a ser venerablemente viejo.

LOS COLORES Y LA EDAD EN LOS TINTOS: Violáceo: El vino es joven. Rojo puro: Ni joven ni evolucionado. Rojo con matices anaranjados: Vino de crianza, principio de envejecimiento. Rojo pardo: Es un gran vino, indica apogeo.

LOS RESPONSABLES DEL COLOR: Son los antocianos (colorantes rojos) en los vinos tintos, y las flavonas (se les atribuye la coloración amarilla) en los blancos. Ambas pertenecen al grupo de los compuestos fenólicos que se encuentran en la piel de la uva es decir el hollejo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres