Blogia
ENOLOGIA

ENOLOGISMOS 03

ÍNFULAS.

Hace muchos años, se llamaba ínfulas a unas cintas que se colocaban a cada lado de la cabeza, adosadas a una diadema o corona, en señal de distinción y dignidad.

Algunos personajes importantes llegaron a recibir tantas ínfulas que literalmente casi no podían mover, entiéndase utilizar correctamente, la cabeza y entonces surgió el dicho despectivo de tener muchas ínfulas.

Hoy en día han revivido, involuntariamente, en el mundo de la enología, esta antigua costumbre unos curiosos personajes que podemos denominarlos como "eno-yuppies" que al descubrir que existen vinos con aromas a "hierba recién cortada de los prados de Kentucky" o sabores a "frutas oscuras de los montes Palatinos" y otros cien absurdos parecidos, les comienzan a crecer unas ínfulas muy pesadas a ambos lados de su esnob testa y si no se las cortan de inmediato con una sabias tijeras de razón y lógica, pueden rápidamente desarrollar muchas ínfulas, entiéndase una estúpida vanidad que por ejemplo los harán criticar de inmediato estos enologismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres