Blogia
ENOLOGIA

LA CRISIS Y LOS VINOS DE FRANCIA

La crisis afecta a Francia en volumen, pero no en valor

 
La buena noticia del crecimiento en valor contrasta radicalmente con la espectacular caída en volumen de los vinos exportados - El Correo del Vino.

 

José Luis Murcia. Periodista. Miembro de la FIJEV.

Las exportaciones de vinos y bebidas espirituosas durante 2008 experimentaron en Francia un leve retroceso del 0,3 por ciento en valor hasta situarse en 9.310 millones de euros, según datos ofrecidos por la Federación de Exportadores de Vinos y Espirituosos de Francia (FEVS) en una comparecencia pública, en la que recalcaron que ya 2007 fue un año récord para las ventas francesas en el exterior.

La cifra total de exportación de vinos ascendió a 148 millones de cajas, lo que supone un total de 13,34 millones de hectolitros, 1,44 millones de hectolitros menos que en 2007, que significa un retroceso del 9,8 por ciento, con caídas generalizadas en la práctica totalidad de los segmentos, en los que únicamente aumentaron sus ventas en volumen los vinos de aguja, hasta el 29,7 por ciento, con un total de 847.464 botellas y los vinos espumosos que se encuentran fuera de la denominación de origen Champán, en un 5,5 por ciento, hasta los 56, 10 millones de botellas.

Las caídas generalizadas de ventas en volumen son reseñables hasta en capítulos que crecieron en valor como el de vinos de mesa donde las expediciones de volúmenes cayeron un 16,1 por ciento hasta los 391 millones de botellas, o los vinos de Burdeos que bajaron un 7,3 por ciento hasta los 239 millones de botellas. También bajaron, además del Champán en un 7,8 por ciento, Borgoña (16,4 por ciento), Alsacia (4 por ciento), Beaujolais (11,7 por ciento), Côtes du Rhône (7,3 por ciento) y Valle del Loira (11,4 por ciento). Languedoc-Rosellón vendió 74 millones de botellas como el año anterior, mientras los Vinos del País retrocedieron un 11,2 por ciento y los Vinos de Licor, un 0,8 por ciento hasta los 4,5 millones de botellas.

Los productores franceses achacan estos resultados; que durante el primer semestre del año tuvieron una progresión increíble, como consecuencia de la venta exterior de los grandes crus bordeleses de la añada 2005, fuertemente apreciada en los mercados internacionales; a la ralentización provocada por la crisis económica mundial, que ha afectado a la práctica totalidad de los segmentos vinícolas galos.

La buena noticia del crecimiento en valor de los vinos tranquilos en un 4,7 por ciento, hasta situarse en los 4.360 millones de euros, contrasta radicalmente con la espectacular caída en volumen de los vinos tranquilos exportados que se situaron en 1.572 millones de botellas, un 10,5 por ciento inferior a 2007. Esta bajada se corresponde también con la experimentada por el champán, tras un año 2007 de récord espectacular, que llegó hasta el 6,3 por ciento con una cifra de negocios de 2.210 millones de euros.

Pero si grande fue la caída en vinos, las bebidas espirituosas no le fueron a la zaga y retrocedieron un 3,8 por ciento en volumen y un 3,5 por ciento en valor hasta los 2.550 millones de euros, con una vuelta de tuerca de las ventas de coñac, que tenían un crecimiento ininterrumpido desde hace varios años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres