Blogia
ENOLOGIA

CAPITULO 28 - VINOS DE ESPAÑA - 13

Cataluña:
Cataluña, comunidad cultural y linguística diferenciada, de acusada personalidad, ha sido siempre una ventana al mundo para el conjunto del Estado español. También en materia de vinos.

En el lenguaje del vino, Cataluña significa vocación de calidad y espíritu innovador. El vino catalán cuenta su tradición en milenios al tiempo que señala el camino del futuro. Los elaboradores de Cataluña gozan de justa fama por haber estado siempre a la vanguardia de la enología del país.

Cataluña importó a finales del siglo pasado las técnicas de Champagne para la elaboración de vinos espumosos, y hoy, firmas como Freixenet o Codorníu venden en todo el planeta decenas de millones de botellas de cava.

Bodegueros como Jean León o Miguel Torres fueron pioneros en la adopción de cepajes nobles foráneos, y hoy los grandes vinos de mesa catalanes exhiben con naturalidad apellidos como Cabernet Sauvignon, Merlot o Chardonnay. La mayoría de las empresas construyen bodegas de corte futurista y algunas aplican técnicas de cultivo inspiradas en Australia o California.

Ocho comarcas diferenciadas --Penedés, Alella, Costers del Segre, Ampurdán-Costa Brava, Tarragona, Terra Alta, Priorato y Conca de Barberá-- más el omnipresente viñedo del cava --denominación de los vinos espumosos elaborados según el método champenois-- hacen de Cataluña una geografía vinícola de riqueza difícil de superar.

Alella

Alella es una de las denominaciones de origen vitivinícolas más pequeña de la geografía española. Junto al interés por lo autóctono, representado en la variedad Pansa Blanca, Alella completa el abanico de sus aromas y sabores con otras variedades típicas, como Macabeo y Parellada, y con las propicias Chardonnay y Chenin Blanc.

Se ha comprobado que el microclima local, entre la sierra litoral y las brumas del Mediterráneo, favorecía el desarrollo de estas uvas de origen francés, lo mismo que el sílice del suelo layetano, denominado aquí sauló.

La simple mención de la palabra "cava" en una etiqueta lleva implícito el origen de este típico espumoso y no es necesaria una referencia específica. La zona de producción del cava está integrada por 159 términos municipales pertenecientes a ocho provincias españolas.

En la práctica, el 99% del cava se elabora en Cataluña, principalmente en la comarca del Penedès. A partir de las variedades autorizadas y utilizando exclusivamente los mostos de las primeras fracciones del prensado, se elabora un vino base, blanco o rosado fermentado en virgen. El proceso de elaboración del cava, desde el tiraje hasta el degüelle, tiene una duración mínima de nueve meses.

Costers del Segre. Renació Costers del Segre como comarca vitívinicola gracias a la apuesta de la firma catalana Raimat, perteneciente al poderoso grupo Codorníu, lo que ha obligado a todos los aficionados a reparar en un origen geográfico que no contaba, hace poco más de una década, entre las referencias nacionales de prestigio.

En la actualidad, se afianza progresivamente la condición de Costers del Segre como comarca de vanguardia, motor de las posibilidades enológicas de algunas conocidas variedades de uva extranjeras.

Por el contrario, los vinos que pudiéramos considerar "genuinos" de las subzonas que integran la D.O. tienen escasa presencia comercial, bien porque sus elaboradores embotellan pequeñas partidas, bien porque se destinan a vinos base para la elaboración de cavas.

Penedès

Más que una denominación de origen inspirada en la rigidez de un reglamento, el Penedès es un marco geográfico, donde se mueve con grandes dosis de libertad un buen número de interesantes firmas vitivinícolas, caracterizadas por la falta de prejuicios y la agilidad empresarial.

El espectacular crecimiento comercial de los vinos espumosos de calidad, en la década de los ochenta, propició una época dorada para la comarca, en la que se supo aprovechar la doctrina de la viticultura y enología modernas para transformar completamente la oferta de vinos tranquilos.

El desarrollo inusitado de los tintos catalanes no ha encontrado trabas formales. Las bodegas no pueden disimular su alegría, al ver que los críticos extranjeros escriben sobre ellas, calificando sus marcas como parte del mejor exponente de los tintos de calidad españoles.

Priorato

Se trata de una pequeña comarca, protegida por la barrera natural del Montsant, con cepas como la Garnacha que dan tintos de mucho color, robustos, de gran concentración de aromas y sabores y alta graduación, plantadas en laderas con suelos de pizarra, en un paisaje comparable al pedregoso cauce del Douro portugués. Las excepcionales condiciones de clima y suelo en que se desarrolla el cultivo de la vid dan lugar a unos vinos con enorme personalidad.

En este recóndito Priorato tarraconense, en una apuesta de futuro, tiene depositadas sus esperanzas una gran parte de los especialistas del vino, de dentro y fuera de España. Digamos que el Priorato está sirviendo también como campo de experimentación de un grupo reducido de visionarios cosecheros, entregados a la elaboración de tintos de altísima gama, en los que las variedades autóctonas y antiguas suelen contar con el apoyo estratégico de otras uvas nobles, como Merlot, Syrah o Cabernet Sauvignon.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres