Blogia
ENOLOGIA

CONSUMO DE VINO EN ESPAÑA

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El sector del vino expresó este martes su preocupación por el descenso del consumo en España en los últimos años de forma sostenida, con 21,1 litros por adulto, una cifra "sorpendemente más baja" a la de otros países europeos como Reino Unido, Suiza, Bélgica, Holanda y Alemania.

   Ante esta situación, el director del Observatorio Español del Mercado del Vino, Rafael del Rey, abogó por trabajar en distintos consumidores y en nichos de mercado diferentes como el canal de la restauración, las mujeres, o el vino blanco, entre otros.

   "Existe una diversidad de posibles consumidores de vino en España", dijo Del Rey, al tiempo que abogó por trasladar este mensaje a las empresas para "enfocar mejor las ventas" y acertar con el tipo de vino, la política comercial y de promoción.

   En concreto, según un estudio del Observatorio y la FEV, el 60% de los individuos de 18 años o más se consideran consumidores de vino, lo que supone un conjunto de casi 22,5 millones de personas, de los que un 80% se definen como habituales.

   Dichos consumidores presentan una tasa de consumo anual de 35,4 litros, es decir un volumen global de 795 millones de litros o 21,1 litros por habitante mayor de 18 años.

   Dentro del consumidor existe una clara polarización hacia el consumo de vinos tintos, ya que estos son consumidos por el 88% de los consumidores, mientras que los blancos lo son por el 40%, los espumosos por el 38%, los rosados por el 26% y los generosos y dulces por el 14%.

   Por su parte, el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, reclamó al Ministerio de Sanidad y Consumo una política de alcohol que considere al vino como un aspecto separado y diferente al resto de bebidas alcóholicas.

   "Cada vez que perdemos un consumidor tenemos mayor riesgo de aumentar el problema de alcohol", dijo Roca, quien agregó en este sentido que hay que tener en cuenta al sector del vino "como un remedio" en una política de salud pública.

   El consumo de vino en los hogares españoles descendió un 11% en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2008, hasta 297,82 millones de litros, mientras que las ventas de bebidas elaboradas con vino, como sangrías y tintos de verano, se dispararon un 47,7% en el mismo periodo, hasta 19,2 millones de litros.

   Según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino, estas bebidas con vino redujeron su precio medio un 10,4% hasta septiembre, hasta los 1,29 euros por litro, mientras que el del conjunto de vinos se incrementó un 5,8%, hasta 2,15 euros.

   En términos de valor, las ventas de vinos en el canal alimentación disminuyeron en los nueve primeros meses un 5,8%, hasta los 639,65 millones de euros, en tanto que las bebidas elaboradas con vino registraron un aumento del 32,4%, hasta 24,68 millones de euros.

   El descenso del consumo de vinos se explica principalmente por la evolución de los vinos de mesa, que cayeron un 17,9% en volumen y un 15,9% en valor, así como de los espumosos y cavas, que experimentaron una disminución de las ventas del 13,3% en volumen y del 8,6% en valor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres