Blogia
ENOLOGIA

MITOS Y REALIDADES DEL VINO

EL VINO – MITOS Y REALIDADES

PROGRAMA DE ENOLOGÍA DEL INSTITUTO DE LOS ANDES

CAPITULO 14 – QUE ES EL VINO

El vino durante años ha encantado a todos los que lo han probado. Con técnicas ancestrales en su preparación es considerado por los productores de las tierras italianas como "la bebida de los dioses", ya que en su creencia dicen que los antiguos romanos ofrecían este líquido a sus deidades para conseguir mejores épocas para la siembra y el cuidado del pueblo. Pero así como pasa con otros alimentos, se han generado ideas y pensamientos denominados "mitos" que intentan dar información erronea a la gente, pero también puede considerarse como tal cuando esa información es real, pero no se conoce nada al respecto. Así que, para que te liberes de las ideas equívocas o para ampliar tu conocimiento, a continuación te presentamos los 10 mitos y preguntas más comunes sobre el vino y a la vez te mostramos la realidad respecto al mísmo.

MITO 1: Las piernas o lágrimas del vino son indicadores de su calidad.
REALIDAD: Los términos "piernas" o "lágrimas" son utilizados en el lenguaje de los sommelier (catadores de vino) para hacer referencia a ciertas características como: la caida de las gotas, la adherencia del líquido a las paredes de la copa, su textura y el cuerpo -según el sitio Web MundoGournet.com-. Pero los expertos aseguran que para nada refleja la calidad, más bien comunican el nivel de alcohol que se produjo en el vino, el glicerol, el azúcar residual que contiene y el volumen que tendrá en tu boca una vez que lo pruebes.

MITO 2: Dependiendo del color de la carne la acompañarás con un vino de igual tono. Vino Blanco - Carne Blanca / Vino Tinto - Carne Roja
REALIDAD: Es cierto en parte, pero todo dependerá del sabor y condimentación de la comida que vayas a degustar. El sitio Web SaborMediterraneo.com dice que deberás encontar el equilibrio entre los dos elementos (comida-bebida). Por ejemplo: si vas a comer un pescado con sabor fuerte y pides un vino blanco suave, el primero tendrá mayor presencia en tu boca. Lo mismo pasará si pides un vino tinto fuerte y una carne con sabor muy suave. Tu paladar será el juez final.

MITO 3: ¿Un sello que muestra el origen de la bebida es sinónimo de calidad?
REALIDAD: Esto no es del todo cierto. Si la botella cuenta con un DOC (Denominación de Origen Controlado) quiere decir que el proceso de embotellamiento, procesamiento y preparación respetael reglamento específico de la región de donde proviene (DocVinosyCocina.com). La calidad es afectada por factores como: el tipo de uva, el clima del viñedo, los métodos de recolección, el tiempo de añejamiento, las barricas donde se almacena, el tipo de sombra que se le de, entre otros.

MITO 4: ¿El vino debe tomarse a temperatura ambiente?
REALIDAD: Los sommelier y la página web Yvinos.com, recomiendan beberlo a una temperatura entre 17°C/62°F y 21°C/69°F para apreciar de manera perfecta su sabor y su textura. Pero si no tomas en cuenta estas medidas no hay problema. Otro consejo que ofrecen es que puedes bajar su temperatura unos grados para que al momento de probarlo no una gran cantidad de alcohol en él o muy pesado en tu boca.

MITO 5: Para disfrutar del vino debes contar con una variedad de copas especiales.
REALIDAD: Totalmente falso. Es cierto que existen muchísimos diseños de copas para las bebidas como el vino. Ya sea para ocasiones especiales o de tamaños específicos, pero no son un requisíto indispensable para hacerlo. Puedes servir la bebida en lo que tú quieras y no afectará en nada.

MITO 6: Un vino más "viejo" es más rico que un vino "joven".
REALIDAD: VinosyQuesos.es comenta que la mayoría de los vinos que se encuentran en los restaurantes son diseñados para tener una crianza en botella muy corta. Quiere decir que si no se destapan en periodos de tiempo cortos, se corre el riesgo de que se afecten algunas características mencionadas anteriormente del líquido. Pero también se elaboran otros que sí pueden soportar muchos años dentro de su botella y con condiciones especiales para resaltar o dejar que un nuevo sabor provenga de él.

MITO 7: ¿La botella que no tiene una tapa de corcho es de calidad mediocre?
REALIDAD: Absolutamente falso. El que la botella cuente con un cerrado en forma de rosca no significa que el producto sea hecho con estándares bajos de calidad. Al contrario, es una manera más segura que los productores encontraron para mantener el contenido en un estado óptimo por más tiempo y que el cliente sienta la confianza de que su bebida no tendrá ninguna queja. Esto lo recomienda BuenaVida.com.

MITO 8: Si vas a beber vino debes permitirle respirar a la botella abriéndola horas antes de servirla.
REALIDAD: Es una recomendación muy cierta, y el sitio WebdeHogar.com confirma que esto permite que el vino desprenda por completo su sabor y se degustará mucho mejor. Pero existe un problema, debido a que la botella cuenta con un cuello muy pequeño, tendrías que esperar mucho tiempo para lograr lo anterior. Sommeliers calificados recomiendan usar un Decanter -recipiente de vidrio con un espacio más amplio que la botella para mantener el líquido y permitir el flujo abundante de oxígeno-, para acortar el tiempo de asentamiento de sabor. O puedes servir las copas y esperar que de manera natural, el vino desprenda su olor y sabor.

MITO 9: El sabor del vino es mejor cuando su precio es muy elevado.
REALIDAD: La respuesta a este cuestionamiento aún no es exacta, ya que el criterio de cada persona es muy diferente y existirán muchas variantes respecto a eso. Puedes encontarte con personas que recomienden un botella de $150 dólares y te digan que es lo mejor que han probado. Pero también existen las que aseguran que una botella de $600 dólares o más, son de un sabor excepcional. Al final sólo podrás decidirlo cuando pruebes los dos tipos y crear tu opinión. Incluso un estudio realizado en Inglaterra y publicado en WineReport.com, sacó a la luz que se puede engañar al cliente con este factor precio-sabor.

MITO 10: ¿Cuál es el mejor vino?
REALIDAD: No existe el mejor vino. Entraríamos en la misma cuestión del mito anterior. La respuesta dependerá de tu propio criterio y tu opinión al probar cualquier tipo. Talvez para acompañar tus mariscos escogas un vino tinto u otro porque ese es tu gusto. Y sin duda existirá otra persona que acompañe el mismo platillo pero con una botella y marca totalmente diferente. FUENTE: UNIVISION

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres