Blogia
ENOLOGIA

LOS VINOS Y LA TRADICION

El mundo del vino vuelve la cara al terruño y la autenticidad

Un artículo del prestigioso diario londinense The Independent, firmado por Martin Hickman, remarca el resurgimiento de los vinos de la Vieja Europa en demérito de los australianos y norteamericanos con el sugerente título de “Europa cabalga de nuevo”.

 

 

José Luis MurciaJosé Luis Murcia. Periodista. Miembro de la FIJEV.

Un artículo del prestigioso diario londinense The Independent, firmado por Martin Hickman, remarca el resurgimiento de los vinos de la Vieja Europa en demérito de los australianos y norteamericanos con el sugerente título de “Europa cabalga de nuevo”. Hickman, periodista experto en consumo, asegura que, después de una década de caída constante de las ventas, los vinos europeos cabalgan de nuevo frente a los exitosos taquilleros del Nuevo Mundo.

Recalca el periodista británico que el mercado de su país, uno de los más codiciados del mundo por su enorme potencial, ha adquirido un extra de 20 millones de botellas de tres denominaciones tan prestigiosas como Rioja, en España; Chablis, en Francia y Chianti, en Italia, frente a las dos superpotencias del Nuevo Mundo, Australia y Estados Unidos, que por lazos culturales cuentan con especial predicamento en suelo británico desde hace muchos años.

El matutino londinense cita cifras de la prestigiosa consultora internacional AC Nielsen en las que se hace eco del crecimiento del consumo de los vinos españoles e italianos que cifra en una media del 10% y valora en unos 96 millones de libras (110 millones de euros) durante la segunda mitad de 2009 y el primer semestre de 2010, en plena crisis económica. En este mismo periodo, pese al importante avance de Chablis, que no cuantifica, Francia ha perdido cuota de mercado con un leve retroceso del 2% aproximadamente.

Los factores que están detrás de la reactivación del interés por los viñedos europeos, según los expertos consultados por el periódico británico, se centran en un mayor interés por la procedencia, la autenticidad y el terruño, así como en la tendencia a comprar vinos para consumir en casa como consecuencia de la recesión. Este hecho les permite además adquirir mejores vinos a precios más bajos. Y también influye, por supuesto, la revalorización del dólar australiano frente al euro, lo que permite una mayor accesibilidad a los vinos europeos.

Sea como fuere, Europa, en general, y España, en particular, tienen una oportunidad de oro en Gran Bretaña que no deben desaprovechar. Determinados trenes pasan una vez cada muchos años y si no nos subimos a éste puede que lo lamentemos durante muchísimos años más. Es el momento para que las bodegas españolas estudien el mercado británico y decidan si les conviene estar allí y de qué forma deben estar. Parece que el cambio de percepción del consumidor nos beneficia, pero no nos fiemos porque el Nuevo Mundo tiene resortes de sobra para girar rápidamente en sus objetivos mercantiles.

Recordemos que Australia se ha dado cuenta que no gana mucho con aumentar sus plantaciones e incrementar la oferta. Con la crisis a la espalda ha virado en redondo y ha empezado a entrar en los mercados del vino a granel y en los de gama media-baja y se ha vuelto tremendamente competitivo. Pero tampoco olvidan que el valor del terruño, que durante muchos años define a la Vieja Europa, es un obstáculo contra el que sólo pueden luchar con las mismas armas. De este modo, los norteamericanos han hecho valer sus terrenos de Napa Valley como una salvaguarda del medio ambiente en el que las viñas jamás van a romper el ecosistema, como se harta de repetir el flamante Master of Wine español, Pedro Ballesteros. Y no le falta razón.

Por tanto, nada hay ganado. En los mercados del vino hay sitio para casi todos, pero la competencia es cada vez más difícil y compleja. Y lo será todavía más cuando China irrumpa como productor, ya se sitúa como quinto del mundo, y comience a operar fuera. Es, pues, el momento de dar un paso adelante porque, como diría un clásico, la opinión la pintan calva.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres