Blogia
ENOLOGIA

VINOS CHINOS PREMIADOS

Las potencias emergentes se convierten en grandes potencias en el momento en que pasan de ser los mayores consumidores de materias primas a convertirse en productores de calidad de esos mismos bienes. Y China, que en 2010 superó a Japón como segunda economía del mundo, solo por detrás de Estados Unidos, es ya un productor vinícola de calidad. Ayer, la prestigiosa revista de vino inglesa, «Decanter», presentó en una gala en la Royal Opera House de Londres los ganadores de sus premios anuales. Y una sensación de fin de época recorrió la sala cuando cantaron la mejor variedad de vino Burdeos de gama alta (precio superior a los 11 euros): un He Lan Ping Xue de 2009, producido en la región china de Ningxia.
Un tinto «made in China», mejor Burdeos del año

 

Esta provincia autónoma del noroeste de China, atravesada por el norte por la Gran Muralla, es una región pobre bañada por el Río Amarillo que se ha especializado en productos agrícolas de calidad. De sus bodegas han salido cosechas galardonadas a nivel internacional de Cabernet Sauvignon o de Chardonnay. Pero triunfar en uno de los terrenos más exclusivos de la «grandeur» francesa, el vino tinto de Burdeos, es un paso más hacia un nuevo mundo.

El precedente californiano

«Por supuesto que es una sorpresa, China no era en realidad conocida por sus vinos», explica Steven Spurrier, presidente del jurado encargado de seleccionar 25 premiados en otras tantas categorías, en una competición en la que a nivel regional se presentaron más de 12.000 tipos de vino de todo el mundo. En conversación con un grupo de periodistas, Spurrier recordaba ayer la cata de París de 1976, «el primer año en que vinos de California ganaron a los campeones franceses de Chardonnay y Cabernet; estas cosas pasan, cada año se hacen vinos nuevos en todo el mundo, y ocurren estas sorpresas». Los vinos ganadores son elegidos de entre varios finalistas en catas ciegas por un jurado de cinco expertos, presidido por Spurrier.

Según datos del Consejo Interprofesional de Vinos de Burdeos, la agrupación de productores de esta denominación, China y Hong Kong son ya el mayor mercado en valor para las exportaciones de Burdeos. En volumen, Alemania sigue siendo el número 1.

Por otro lado, el reserva de 2006 de las Bodegas Roa (Rioja) fue elegido como el mejor vino de la variedad de tinto español por encima de once euros. «Es un premio muy importante porque en el mercado asiático, en un mercado tan importante como China, esperan con ansiedad estos premios», explica a ABC Agustín Santolaya, director general de las bodegas riojanas. El otro ganador español de esta edición de los premios de Decanter fue el fino Antique Amontillado de las bodegas jerezanas de Fernando de Castilla. Otros vinos españoles llegaron al certamen como finalistas, como el Chivite de 2010 en Chardonnays de gama alta o el Alvariño de Pazo Señorans (Rias Baixas) en variedades de blanco monovarietal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres