Blogia
ENOLOGIA

LOS VINOS Y EL CLIMA

 

BARCELONA (AFP) - Los franceses Michel Rolland y Jacques Lurton, dos de los enólogos con mayor reputación mundial, relativizaron el supuesto impacto del calentamiento global en el futuro del vino, este viernes en Barcelona al intervenir ante el II Congreso Internacional sobre Cambio Climático y Vino.

Integrantes del exclusivísimo grupo de 'flying winemakers' o enólogos itinerantes, Rolland y Lurton ofrecieron a los más de 350 congresistas de 36 países reunidos en la capital catalana una cata de vinos afectados por el cambio climático.

Rolland, asesor en la creación de nuevos vinos de bodegas en 13 países, creador de estilos de vino influyentes, compositor de caldos por todo el planeta -desde Argentina hasta Australia-, dice que el fenómeno obligará a un "cambio de comportamiento" de los elaboradores. "De momento, no estoy extremadamente preocupado. Por ahora, el calentamiento es relativamente positivo para ciertas zonas", explicó Lurton a la AFP.

En algunas zonas de Francia (como Burdeos, Alsacia o Mosella), las variedades de uva se trabajan "al límite climático", explicó el francés, representante de la quinta generación de una de las familias con más renombre de la viticultura de Burdeos y productor de vino en Chile, Argentina, Australia, Uruguay, España y en su región.

Por eso "todavía hay margen" para enfrentarse al calentamiento, dijo. Lurton estima que se producirá una especie de "rotación", por ejemplo, entre variedades de uva como la 'cabernet sauvignon' y la 'merlot', que crecen a diversas alturas y maduran con diferentes temperaturas y que, dependiendo de ello, dan diferentes graduaciones alcohólicas.

"Mi consejo es que hay que relativizar" y que aquí en el hemisferio norte "aún no es un problema para el vino" y en el sur, Argentina y Chile tienen "enorme potencial y no tienen problemas de agua", añadió.

En cuanto a sus predicciones, Lurton es más de la idea de que cambiará el estilo del vino. "Dentro de 20 años, tendremos en Burdeos un 'cabernet sauvignon' más parecido a los que se elaboran ahora en el Napa Valley. Quizás, dentro de 20 años, haremos el mismo vino que hace California", concluyó.

Rolland, por su parte, explicó a la AFP que el cambio climático no ha hecho cambiar en el campo técnico. "Quizás mentalmente tenemos que evolucionar". El enólogo no cree que, si continúan subiendo las temperaturas, surjan grandes vinos en Dinamarca, por ejemplo. "Hay que invitar a un cambio de mentalidad y que el productor consuma menos agua, menos energía, aplique una agricultura limpia. No respetar esos códigos no favorece a la calidad del vino", concluyó.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres