Blogia
ENOLOGIA

LA TEMPERATURA DE CATA

El diario español Hoy, de la región de Extremadura, publicó recientemente una entrevista a José Serrano, funcionario del Ministerio de Agricultura y uno de los especialistas que más conoce de vinos en España. A continuación, un extracto de la entrevista:
 
¿Hay que tener en cuenta las condiciones en las que se sirve el vino?
 
Es fundamental. Si el mejor vino lo tomas a 30 grados te resulta una cosa alcohólica y desagradable. Hay que tomarlos siempre frescos. Ningún vino, por muy venerable que se considere, debe tomarse a más de 18 grados. Ahí está la barrera. Y un tinto joven, a 14 grados, porque se acentúa su frutosidad. Y los blancos no congelados, pero si son secos, a unos 6 o 7 grados. Y los espumosos, fríos.
 
Así que eso de tomarlos a temperatura ambiente depende de la época, porque en verano se superan los 40.
 
Hay que atemperarlos. Eso de la temperatura ambiente es una falacia, que no sé a quién se le ocurrió. Bueno, realmente sí lo sé, porque eso procede de Francia, de donde surge toda la parafernalia del mundo del vino. Creo que a Luis XIV, en su Palacio de Versalles, se le congelaba el vino del frío que hacía. Pero en verano no pasaban de 18 grados, así que podían tener las botellas a temperatura ambiente.
 
Pero aquí en Extremadura en agosto es imposible. Yo lo he vivido, al parar a comer en algún restaurante cuando aún no había aire acondicionado, y el vino no se podía tomar. De ahí viene el término caldo, que por cierto detesto como sinónimo de vino, porque nos traslada a esa connotación antigua. PorJosefina Villardo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres