Blogia
ENOLOGIA

LA CERVEZA EN EL PERÚ - 01

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes
 

 

El Perú es un país cervecero, quizás la explicación simple y lógica de este hecho, la encontramos en nuestros ancestros pre-colombinos. En el mundo andino, la chicha, es decir una especie de cerveza de maíz, fue el centro de la actividad diaria, gastronómica y religiosa. Remplazaba oficialmente al agua, la leche, el chocolate y el vino, por lo que se necesitaba una gran producción y organización estatal para satisfacer la demanda. La chicha era la única bebida, para toda ocasión, de los millones de habitantes del Tawantinsuyo.

 

Por otro lado, mi abuelo alemán Julio Ariansen, natural de Hamburgo, se instala en el Cusco a finales del siglo XIX, y mi padre Cesar nacido años después en esa hermosa ciudad, capital del imperio de los Incas, fueron técnicos cerveceros y accionistas de dos prestigiosas fabricas de cerveza, además por muchos años, por lo que naturalmente me crié en medio de un ambiente cervecero. Era la bebida cotidiana de mi hogar, el centro de la conversación y economía familiar.

Recuerdo una especial anécdota de mi juventud en Lima, en 1966, épocas de estudiante de ingeniería, cuando con un grupo de entrañables compañeros, se nos ocurrió determinar en forma “técnica” cual era la mejor cerveza del Perú. Por supuesto todos los miembros del jurado eran muy buenos catadores, “entendidos y experimentados en la materia” y tuvimos que realizar, en memorables jornadas, el control de calidad de mas de una docena de tipos de cerveza de diferentes fabricas: dos en Lima, una en el Callao y las del Cusco, Arequipa.

Todas estas empresas cerveceras eran de capitales peruanos, habían logrado un notable prestigio en el ámbito internacional, con muchos premios ganados por su esmerada calidad, eran prosperas, con excelentes utilidades y por supuesto grandes contribuyentes. Los contentos consumidores podían escoger a su preferida entre una amplia gama de posibilidades y presumían en las noches de bohemia de la gran calidad de la cerveza en nuestra tierra.

Pero... siempre hay uno... La dura realidad de la economía ultraliberal de las ultimas décadas y las especiales condiciones del mercado internacional de la cerveza, han condicionado un fenómeno, primero se fueron fusionando una a una las empresas cerveceras peruanas, para luego ser absorbidas por una gran transnacional y ahora al comienzo del tercer milenio, estamos espectando un gran duelo, vale todo, juicios de por medio, entre dos gigantes empresas cerveceras internacionales, por el mercado latinoamericano en general y el peruano en particular. La colombiana que tenia el monopolio en los últimos años y la brasileña que quiere compartir el mercado nacional.

Este trabajo sobre la Historia de la Cerveza en el Perú se comenzó a escribir a fines de los setenta cuando mi maestro y amigo, El Doctor Luis Alberto Sánchez, me alentó a iniciar mi propio archivo histórico, para lo que me proporciono gentilmente abundante material sobre diversos personajes: El Inca Garcilaso de la Vega, Micaela Villegas, Abraham Valdelomar, José Santos Chocano y una docena de otros importantes temas, que sustentaba con notable erudición, entre los cuales también estaba el de la cerveza. El doctor Sánchez, él mas celebre intelectual de su época, había sido contratado por una prestigiosa empresa cervecera para resaltar los festejos por el centenario de su fundación, mediante una reseña histórica, de la que participe como un espectador privilegiado.

Los inicios de la producción de cerveza en el Perú en su entorno histórico y gourmet, lo podemos vislumbrar mediante las fichas en orden cronológico que tengo a bien presentarles. Comenzamos describiendo algunos episodios ocurridos en 1863: El presidente Ramón Castilla, quien había decretado la Abolición de la Esclavitud en el Perú, entrega el gobierno al general San Román, en esta época se inaugura la que sería célebre Heladería Copella, es la novedad gastronomíca de Lima, está situada en Plateros de San Agustín, su propietario es el músico genovés Tomás Copella. Es la competencia a la Heladería Broggi situada en el Jirón de la Unión.

En Junio de ese año el gobierno español envía a América la llamada “Expedición Científica” al mando de Luis Hernández Pinzón acompañada de una poderosa escuadra conformada entre otros por los navíos “Resolución”, “Triunfo” y  la “Covadonga”, en el Perú se comenta con preocupación  esta iniciativa española. En el mes de Julio, se produce un grave suceso, en la Hacienda Talambo, incidente donde fallece un colono español, hay numerosos heridos entre los dos bandos, peruanos y colonos españoles, este hecho sirve como pretexto para iniciar un conflicto diplomático con España. En medio de este marco nace la producción artesanal de cerveza en el Perú.

www.historiadelagastronomia.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres