Blogia
ENOLOGIA

LA VENDIMIA MADRILEÑA

La madrileña calle Ortega y Gasset, ubicada en la llamada ’milla de oro’ del barrio de Salamanca, se engalanó ayer con nada menos que 3.000 metros cuadrados de alfombra roja sobre la cual La Rioja celebró de forma generosa su fiesta de la vendimia, ya que recreó el proceso de elaboración de sus vinos, representados por las diez bodegas que ofrecieron degustaciones de sus caldos.
De esta forma, una de las travesías más exclusivas de Madrid, sede de las grandes marcas y del ’shopping’ de altos vuelos, mudó por unas horas en viñedo, pisadores de uva incluido. La tarea vitícola fue amenizada con música en directo y con la presencia del alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón; del presidente de La Rioja, Pedro Sanz, y del responsable de la tienda especializada Lavinia, Thierry Servant. Esta vinoteca es con total seguridad la más completa y variada de la capital, posee servicio ’on line’ y un restaurante. Por ello la ubicación de la fiesta riojana, trasladada a ’los madriles’ fue de nota.
2.000 invitaciones
Cerca de 2.000 personas, tantas como invitaciones se repartieron, ejercieron de sumilleres en esta la primera edición de ’Las vendimias de Ortega y Gasset’, que ha contado con un presupuesto de 120.000 euros.
Montaron sus carpas las bodegas Muga, La Rioja Alta, Finca Valpiedra, Ramón Bilbao, Heredad Baños Bezares, Marqués de Vargas, Cvne, Marqués de Murrieta, Roda y Dinastía Vivanco, que agotaron sus copas transcurrida la primera media hora del acto.
Además del vino, La Rioja se trasladó al barrio de Salamanca llevando a Madrid parte de su gastronomía, en esta ocasión dulces de chocolate maridados en su elaboración con uvas de la región y trufas de chocolate y tempranillo. Un placer celebrado por los degustadores.
Una idea «novedosa» y «positiva», según manifestó Sanz en declaraciones a los periodistas, para promocionar el vino de La Rioja. Se trata de una propuesta organizada por la Consejería de Turismo, el Ayuntamiento de Madrid y Lavinia, triunvirato que se inspiró en la fiesta que cada dos años se celebra en París vinculada a la vendimia.
Sanz auguró una «buena cosecha» para este año, de pequeña cantidad pero de gran calidad ya que, como explicó, «el clima en La Rioja es frío por la noche y caluroso por el día, lo cual garantiza que la maduración de la uva sea la adecuada, sin las «distorsiones» que puede provocar la humedad en la uva».
El presidente del Ejecutivo regional deseó asimismo que este «salto pionero» sea el «comienzo de proyectos futuros y mejores» para dar a conocer los vinos riojanos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres