Blogia
ENOLOGIA

PLACERES DE LA VIDA

CENTRO DE INNOVACIÓN TECNOLÓGICA EN ICA

Los placeres secretos de la vid

EL LICOR BANDERA EMPIEZA A TOMAR VUELO. RAZÓN MÁS QUE SUFICIENTE PARA QUE SU PROCESO DE PRODUCCIÓN SEA CONOCIDO POR TODOS

Por Jimena Villavicencio

Poder escaparse de la gris ciudad siempre es un objetivo anhelado por todos, más que nada en los días feriados y, claro, también los fines de semana. Y es que el relax con el que se goza cuando uno cambia de ambiente es perfecto, más aun si este destino es cercano, a pocas horas de distancia y con muchos atractivos para ver. Muestra de ello es toda la zona del sur chico que, luego del terremoto de agosto del 2007, se encuentra intentando salir adelante, sobre todo con tres industrias específicas: el comercio, la agroindustria y el turismo.

Así pues, un escape a la ciudad de Ica siempre es bienvenido en nuestros días de descanso, más aun si se cuenta con lugares nuevos para conocer, y el Citevid --destino ubicado en los valles iqueños-- es uno de ellos. Si bien estas tierras pertenecientes al Ministerio de la Producción forman parte de una empresa que se ha hecho más conocida por su ayuda a la comunidad y autosostenimiento, también se ha convertido poco a poco en un destino con mucho potencial para aquellos interesados en conocer más sobre el licor bandera de nuestro país y, así también, de su planta originaria.

PARA COMENZAR
Casi llegando ya al kilómetro 300 de la Panamericana Sur, un gran cartel anuncia que estamos arribando al pueblo de Guadalupe, y con ello también al Centro de Innovación Tecnológica Vitivinícola (Citevid). Por lo que hectáreas de sembríos nos dan la bienvenida y hermosos viñedos nos hacen dar cuenta de que ingresamos a un mundo dedicado sobre todo a la vid.

Toda visita a esta suerte de planta de procesamiento comienza por el acercamiento hacia el mundo tecnológico. "Solo de esa manera las personas podrán entender las implicancias que tiene todo el proceso de producción del pisco, y así ver el lujo que es para nosotros los peruanos contar con un licor de dicha calidad", comenta Manuel Morón, un amante por excelencia de esta bebida y el director ejecutivo de esta organización.

Es en esta etapa del recorrido en donde uno podrá conocer aspectos sobre la destilación del pisco y el vino, así como sobre los grados de alcohol, las implicancias de la calidad y las peripecias que toda vid pasa para convertirse luego en todos los tipos de uva que producen en la zona, desde aquellas que son de mesa y las otras que son llamadas pisqueras, como la quebranta y la moscatel.

Aquí, una conversación fluida y lo más práctica posible con los expertos y encargados del laboratorio podrá ampliar o, en todo caso, iniciarnos en el mundo del pisco. Todas las preguntas son bienvenidas y de seguro tendrá más de una, ya que entre tantas denominaciones como nutrientes necesarios para la tierra, la dureza del agua, entre otros, uno en vez de confundirse se queda asombrado y con ganas de saber más sobre la agroindustria.

MANOS A LA TIERRA
Sin embargo, uno no sentirá que ha visitado realmente esta planta hasta no poder rozar, tocar y convivir en su cercanía con los viñedos, pasear entre ellos y reconocer, por ejemplo, que durante estos meses nos encontramos en época de sembrío y que se requiere entre 140 y 180 días para que la cosecha pueda darse, y con ello que la fiesta de la vendimia pueda darse, a usanza del pueblo iqueño.

"Aquí uno conversa con la vid, se la adora y se la engríe", agrega entusiasmado Morón, y no cabe duda de ello, pues cuando uno ve ese verdor y aquel espectacular brillo que emana de cada uno de los racimos, entiende la suerte de veneración con la que cada uno de los pobladores se refiere a esta planta, la cual ha sido por cientos de años --y sigue siendo-- su principal fuente de ingreso y eje principal de su cultura.

Y eso no es todo, ya que luego de esta regular caminata por los sembríos, viene lo mejor. Uno pasa a la zona en donde se encuentran ubicadas las bodegas, lo que marca el inicio a la cata del pisco. Y no se preocupe si usted no tiene idea de cómo se debe hacer este tipo de pruebas, ya que un especialista le podrá enseñar a diferenciar calidades de bebidas y a entrar en confianza con los conceptos de sabor, aroma, cuerpo, entre otros. Eso sí, el aprendizaje de saborear el buen pisco se lo dejan completamente a su experiencia, para fortuna de todos los visitantes.

OCHO AÑOS DE AYUDA
Ayer, Citevid cumplió un aniversario más de su creación. Esta organización, perteneciente al Ministerio de la Producción, pero que ha recibido donaciones de organizaciones como la Cooperación Española, ha logrado contribuir con el crecimiento de la industria del pisco.

Entre las actividades principales de dicha empresa vitivinícola está el ser fuente de conocimiento para pequeños productores de todo el valle de Ica, así como de colaborar con el mantenimiento de los estándares de calidad de todos los productos que se producen de la vid.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres