Blogia
ENOLOGIA

LAS PRIMERAS VIDES EN AMERICA

Enviado por Heliana Pgani - Si bien no hay un registro de la existencia del vino o de la vid en  América pre hispana, no tardaría en llegar en mano de los españoles primero y los portugueses después, quienes traían una tradición vinícola muy popularizada. Al principio llegaría en los barcos desde sus países de origen y muy pronto en esquejes (fragmentos de plantas separadas con una finalidad reproductiva) y semillas cuya costosa adaptación inició una historia prometedora del vino americano.

El vino que enviaban  hacia los asentamientos de los invasores castellanos  era escaso y de muy baja calidad. Debían recorrer distancias tan extensas desde su punto de producción hasta el nuevo mundo que las dificultades del viaje y su conservación resultaban en un vino malogrado o de calidad indeseada. Fue entonces cuando comenzaron a plantar la vid, seleccionando el terreno y la climatología adecuada para su crecimiento. La necesidad del vino para misiones religiosas fue lo que precisó la implantación de la vid, ya que necesitaban el vino para las misas, en las mesas y con los enfermos.

Hay datos precisos que aseguran que en el año 1564 se dictamino la orden de enviar en cada barco que partía hacia el nuevo mundo cierto número de vides para su implantación y desarrollo. Se iniciaba así el cultivo en masa de la vid en América.

Los primeros intentos de cultivo conocidos fueron en la actual República Dominicana. Desde aquí viajan las primeras vides hacia México en manos de los conquistadores y misioneros. Posteriormente serían llevadas a Perú y Brasil.

Se encontraron con dos problemas al momento de la implantación de la vitis vinífera. Por un lado el material empleado y por el otro las condiciones climáticas extremadamente cálidas para su cultivo. El primer material utilizado fueron sarmientos de vid, cuyo origen es el hemisferio norte donde se inició y expandió su cultivo.

Cuando los sarmientos se enviaban al hemisferio Sur las cosas se complicaban. Los sarmientos eran cortados en España en las vides de invierno. Durante los largos viajes y al pasar por latitudes más bajas y cálidas las vides comenzaban a brotar. Al llegar a destino se plantaban en época inapropiada.

 

Para resolver este inconveniente se comenzó a llevar el material en macetas pero tambien se presentaban problemas con el transporte. También llevaron semillas de uva para comenzar a formar los primeros viñedos,  sin embargo se encontraron con el problema de no reproducir caracteres varietales y perder uniformidad en las nuevas plantaciones. Este sería el origen de las numerosas variedades conocidas como “criollas”, las cuales poblaron los viñedos coloniales.

Los vinos canario de la variedad “Malvasía” tuvieron su máximo apogeo durante ésta época. Todos los bracos mercantes que recalaba en Las Canarias hacía acopio de este vino, del cual disfrutaban las mesas tanto europeas como americanas. Fue así que Canarias se convirtió en un centro de aprovisionamiento de vinos para cuantos se atrevían a comerciar con “Las Indias Occidentales” - Información: www.vinos-ymas-vinos.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres