Blogia
ENOLOGIA

EL GRAN TORRE MUGA 2004

 

Ana B. Nieto / NUEVA YORK/CINCO DÍAS/ES

Tempranillo, Mazuelo y Graciano son las variedades de la uva. Una estancia de 18 meses en barricas nuevas de roble francés. Un aroma con 'notas frutales, especiadas y minerales'. Esas son algunas de las claves del Torre Muga 2004 que le han valido uno de los mayores reconocimientos de EE UU. La prestigiosa revista Wine Spectator considera que este Rioja es el noveno mejor tinto del mundo de 2007 y en la lista general de vinos, el Top 100, el undécimo, detrás de un champaña Krug de 1996.  

En la bodega familiar Muga están contentos porque simplemente estar en el Top 100 es ya complicado. De hecho, sus vinos entraron por primera vez la lista en 2000 (con un Torre Muga de 1995) y hasta hace unos años los españoles no habían estado muy representados. Para este año, Wine Spectator cató 15.000 muestras de 13 países y 3.500 consiguieron una puntuación sobresaliente. La selección final se basó en cuatro criterios: calidad, valor (por precio), disponibilidad (producción o cajas importadas) y un factor difícil de medir, la 'exaltación del paladar'.  

Curiosamente, los vinos elegidos no son los más caros del mercado. El precio medio es de 42 dólares (28,7 euros) frente a los 49 dólares del año anterior. 'Con todo, la calidad se mantiene al mismo nivel', explica Wine Spectator. El Torre Muga se vende a 88 dólares en EE UU y en España a 55 euros.  

Isaac Muga, al frente de esta bodega creada en 1932, explica en un reciente viaje a Nueva York que esta clasificación es un reconocimiento a la elaboración de lo que han llamado vinos de autor, más robustos, densos y potentes. El primero fue un Torre Muga 1991.   Su sobrino, Juan Muga, explica que es bueno para 'el marketing de su imagen'. '¿Subirán el precio?'. Isaac contesta con contundencia. 'Lo prohíbo. Yo no abuso de mis clientes y sólo subimos el IPC. Me satisface que un distribuidor gane dinero, pero yo no subo el precio, lo sube el comercio', explica. El bodeguero asegura que el mercado especula con sus vinos, pero ellos no. Especialmente cuando ya no están disponibles en las tiendas como este Torre Muga 2004. El 35% de la producción se destina a EE UU.  

La clasificación que ha reconocido a este Rioja entre los mejores está liderada por Clos des Papes, Châteauneuf-du-Pape 2005 y a lo largo de ella se pueden encontrar otros siete vinos españoles. Un Lan de 2004 en edición limitada, también Rioja, ha merecido la posición número 18; en el 31 queda un Ribera del Duero, Pago de los Capellanes (crianza de 2004) al que le sigue en el puesto 46 un gallego, Rafael Palacios. No es el único de estas tierras, Bodegas Godeval se instala en el puesto 94. Dos caldos del Bierzo, Bodega y Viñedos Castro Ventosa y Descendientes de J. Palacio, han encontrado su sitio en el 67 y 95 lugar, respectivamente y Bodegas Borsao, de Campo de Borja queda en el 90.   Isaac Muga asegura que los vinos españoles 'han mejorado una cosa bárbara y ya no se exporta el vino peleón. Hay bodegas que se han propuesto hacer muy buenos vinos', añade.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres