Blogia
ENOLOGIA

UN BLANCO DE UVA TINTA

Por: Carlos Maribona - ABC - Madrid - España.
Pago del Vicario es una de las grandes bodegas de Castilla-La Mancha. A pocos kilómetros de Ciudad Real, a orillas del río Guadiana y en las estribaciones de los Montes de Toledo, poseen 130 hectáreas de viñedo de diversas variedades tintas y blancas. Junto a la bodega, bien integrada en el entorno, ofrecen también un acogedor hotel y un buen restaurante.
Sus primeros vinos fueron los de la cosecha 2002. Desde entonces han ido incorporando novedades, fruto de la inquietud de la enóloga Susana López Mendiondo, que busca vinos modernos y diferentes. Entre las propuestas de esta bodega se encuentra un rosado de petit verdot que ha causado una magnífica impresión, y también este peculiar blanco elaborado a partir de tempranillo.
Es lo que se conoce en francia como un «blanc de noir». Para hacerlo, se adelanta la vendimia de estas uvas para que ofrezcan su máxima frescura y acidez, y se aprovecha nada más que el mosto flor procedente del estrujado de la uva, fermentado luego a muy baja temperatura. El resultado es un vino ligero y fresco, adecuado para aperitivos o comidas veraniegas.
En la nariz ofrece aromas de frutas blancas, con un fondo balsámico común a todos los vinos de Pago del Vicario. En la boca, acidez alta, que se entremezcla con un punto dulce de azúcar residual. Vino muy floral, con toques de hierbabuena, y buena persistencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres