Blogia
ENOLOGIA

PROTEO, EL VIÑATERO DE EGIPTO - 03

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

La Historia del Vino - Dionisos

Pero, había algo que incomodaba a Proteo, durante todo el tiempo, las 24 horas del día estaba fingiendo una apariencia irreal, la de un joven y apuesto héroe, completamente diferente a su verdadera y estrafalaria figura y a veces se sentía cansado de fingir un armonioso físico y una personalidad jovial y extrovertida, algo que no era realmente.

 

A la muerte del anciano faraón, Proteo fue el lógico sucesor. Por aclamación asumió el real cargo con el nombre de Menes, “El prudente unificador del alto y el bajo Egipto”. La ceremonia de coronación fue sencilla y al parecer fue ignorada completamente en el Olimpo, nadie comento, como Proteo en tan poco tiempo y con sagaces acciones de experimentado estadista, había escalado posiciones hasta nada menos que ser reconocido como rey de Egipto.

 

Los inicios de su gobierno fueron como su verdadera personalidad: decisiones correctas, de bajo perfil, eficaces y honradas. Algunos días sus allegados en la corte notaban ciertos rasgos de tristeza o depresión en su  solitaria existencia, nadie sabia realmente lo que le costaba fingir una determinada apariencia y personalidad, era como un buen actor, en la comedia de la vida - pero no un ser real - permanentemente interpretaba solo un personaje, muy bien, pero a un muy elevado costo de identidad personal.

 

Un día el joven y taciturno rey Proteo,  recibió una singular misiva de un personaje de la época, la bella Aspasia, lo invitaba a participar en la fiesta que celebraría durante nueve días y nueve noches seguidas al comenzar la primavera en Atenas. Esta inteligente dama, pareja real del gran Pericles, era la mas celebre cortesana de la época. La reunión había sido preparada con un año de anticipación, asistirían tres mil invitados que serian atendidos por nueve mil personas. Jamás se había organizado un evento tan singular, donde confraternizarían todas las personas importantes del mundo conocido.

 

La atracción principal de la reunión seria la presentación de Dionisos y su formidable comparsa, y la novedad una red de fuentes donde brotarían seis diferentes y especiales vinos, la sensacional bebida que propiciaba el sensual y mágico personaje.

 

Como curiosidad histórica, menciono la inscripción encontrada mucho tiempo después en escritura jeroglífica y traducida gracias al genio de Jean Francois Champollion y su celebre piedra de Roseta,  sobre las cualidades de la sensacional mezcla o “coupaje” del vino de la fuente numero 3.

 

Vino redondo pero fino, franco, joven de espíritu. Con tonos salmón rosa atrevidos y ágiles, notas florales de color azul y algo de bosque. En boca, ligero pero fresco, con una permanencia superficial y prolongada, En nariz frutos oscuros, pero no tanto y algo de abeto sureño quemado por el sol. Cierra bien. Demostrando que el esnobismo de los iniciados en el mundo de la enología tiene miles de años y es de origen divino.

www.historiadelagastronomia.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres