Blogia
ENOLOGIA

NAPA - CALIFORNIA

 
 

EFE.-Mary Avilés

Napa (California), 5 ene (EFE).- Aunque la mayor parte de la mano de obra en los viñedos de Napa es mexicana, son pocos lo que han conseguido convertirse en empresarios del vino, una tendencia que parece ir en aumento.

El mexicano Alex Sotelo tiene 33 años y ya ha puesto su nombre en una edición limitada de vinos, de 2.000 cajas anuales, cuyas botellas se venden por encima de los 28 dólares.

Cuando llegó a Napa, con 19 años, le pareció que era el lugar más hermoso del mundo y aquí se quedó para hacer carrera en el mundo vinícola. Comenzó como muchos otros, en el campo.

Quería algo más. Veía la posibilidad de hacer el vino. Si lo estaba haciendo con éxito para otros, también lo podía hacer para mí , dijo a Efe Sotelo.

Este inmigrante nacido y criado en Jerez, Zacatecas, en poco tiempo logró escalar varias posiciones dentro de Robert Pecota Winery, donde llegó a ser director de Producción y Enología.

Fui a la escuela, estudié inglés, arte y fotografía antes de hacerme viticultor , relató Sotelo, quien es enólogo.

También tuvo la suerte de tener sus papeles en regla, gracias a su abuela ciudadana estadounidense.

Como inmigrante no está fácil pero no es imposible. Hay que prepararse, estudiar y ser constantes. Hay que estar preparado tanto para lo bueno como lo malo , comentó.

Actualmente Alex Sotelo Cellars distribuye en los mercados más importantes del país, como Nueva York, Nueva Jersey, Washington, Virginia y Texas, entre otros.

En 2006 creó junto a dos amigos mexicanos Alma Wines, con el objetivo de promover a sus socios a un nivel empresarial.

Esta sociedad vinícola produce Sauvignon Blanc y tintos como Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc y Malbec.

Asegura que la presencia de hispanos como dueños de bodega ha aumentado en los años recientes y que a se hace cada vez más fuerte.

Se calcula que en la actualidad cerca de una veintena de bodegas o viñedos están en manos de hispanos, entre las que destacan Quintessa-Rutherford de los chilenos Agustin y Valeria Huneeus, Mi sueno Winery, de Rolando Herrera, Frias Family Vineyard, de la familia mexicana del mismo nombre, Renteria Wines, fundada por el mexicano Salvador Renteria o Ceja Vineyards.

Para Amelia Morán Ceja, la primera mujer méxico-americana en presidir una compañía de producción de vinos, esta tendencia es sólo el principio.

Sé de cinco familias latinas que lanzarán su propia marca de vinos bajo su propia etiqueta este año. Es tan emocionante , dijo a Efe Morán Ceja, cuya familia ha trabajado en los valles de Napa y Sonoma por más de 40 años.

Somos tres generaciones trabajando lado a lado nutriendo la filosofía de la primera generación con las ideas frescas de la nueva generación. Es maravilloso. Es una relación simbiótica , sostuvo la presidenta de Ceja Vineyards, quien ha recibido numerosos reconocimientos por su labor al frente de la empresa familiar.

Comencé trabajando en los viñedos y ahora soy dueña de ellos. Adicionalmente estar entre una de las más reconocidas pequeñas marcas en el país, demuestra la contribución de los inmigrantes y los trabajadores de los viñedos a esta competitiva industria , declaró la empresaria que se siente muy orgullosa de los logros de Ceja Vineyards.

Actualmente tienen 113 acres productivos y entre sus clientes destacan Acacia, Robert Craig, Rombauer, Mumm y La Crema.

Bajo su propia etiqueta comenzaron a producir vinos en 2001 de las variedades Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Syrah, entre otros.EFE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres