Blogia
ENOLOGIA

25 REGIONES

VINOS DE LA RIOJA

Arturo Cenzano - Logroño - Cinco Días

Los vinos de Rioja están decididos a defender con uñas y dientes su posición de liderazgo en el escenario cambiante que se avecina. El objetivo es que conceptos hasta ahora poco introducidos en el sector como microsensores, depósitos inteligentes, eficiencia energética o controles de calidad online se conviertan en habituales.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), la Agencia para el Desarrollo de la Rioja (Ader), cinco bodegas -Viñedos de Aldeanueva, Olarra, Beronia, Dunviro y Ontañón, que suman en torno al 15% de la producción amparada por la Denominación de Origen Calificada-, la empresa biotecnológica Dolmar y la auxiliar Talleres Ruiz han unido sus esfuerzos para investigar el desarrollo y la implantación de las nanotecnologías y biotics en el sector vitivinícola.

El proyecto Smartwine es el más ambicioso de cuantos se desarrollan en Rioja, una denominación que, según el último informe de la consultora Nielsen, controla el 37,8% del mercado español.

Con un presupuesto de 6,5 millones de euros, su objetivo es diseñar el marco adecuado para dar respuesta a unos mercados cada vez más exigentes y donde la competencia internacional se ha recrudecido en los últimos años.

Calidad del caldo

Los trabajos de investigación incluyen la determinación, rigurosa y exhaustiva, de los parámetros fundamentales en la calidad del vino, desde la elaboración al consumo. Se estudiarán nuevas metodologías y procedimientos, tanto en los viñedos como en las bodegas. Además, se incorporarán sensores y sistemas de control de última generación, con elaboraciones dirigidas que aseguren la calidad individual de cada botella.

Este ambicioso proyecto parte de una concepción global, integrando a empresas auxiliares y especializadas en biotecnología. Es el caso de Dolmar, que acaba de ser distinguida por el Gobierno de la Rioja y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por su capacidad para desarrollar productos innovadores en el control de calidad alimentaria.

En el nuevo escenario del caldo de Rioja se contempla, por ejemplo, el diseño de depósitos inteligentes, que permitan variar las condiciones del proceso para la elaboración de "vinos a la carta", con capacidad para predecir sus características finales.

El desarrollo efectuado por la auxiliar Talleres Ruiz apunta, según la empresa, "hacia un tipo de depósito capaz de extraer toda la potencialidad de las uvas, sobre una base inédita: el control online de los principales parámetros (actividad microbiana, temperatura, densidad, oxidoreducción…), a través de la nanotecnología.

Talleres Ruiz y Dolmar son miembros del primer Cluster Español del Vino, iniciativa que discurre en paralelo para potenciar el sello Rioja.

Las antiguas bodegas artesanales de la región de La Rioja conservarán, en el nuevo escenario tecnológico, la calidad de producto que las ha hecho famosas en todo el mundo.

En definitiva, se trata de aplicar los avances tecnológicos para mejorar el producto final, que no es otro que el vino del futuro.

Un vino que se guardará en recipientes capaces, por ejemplo, de potenciar la característica diferencial de calidad de los vinos conectada con la cartera comercial de cada bodega.

Fermentación

Smartwine establecerá las pautas fundamentales para la mejora de tratamientos, técnicas de fermentación, color y aromas del vino, con el fin de lograr diferenciales de calidad y competitividad que aseguren el futuro.

"El vino del futuro también será un Rioja", subrayan los promotores del proyecto Smartwine. Y en esta línea, la implantación de nanotecnologías y biotics constituyen la herramienta para preservar e, incluso, aumentar el destacado liderazgo del que hoy disfruta la denominación en los mercados. En 2009 la producción de la denominación de origen fue de 277,6 millones de litros de vino entre 603 bodegas.

Defender el liderazgo

Las bodegas de Rioja destacan por su carácter innovador y por una defensa a ultranza de la calidad que ha permitido fidelizar a los consumidores y distanciarse de sus competidores, incluso en plena crisis.

Esta denominación disfruta de un destacado liderazgo, al controlar una cuota de mercado del 37,6%, frente al 8,6% que ostenta Ribera de Duero, su inmediato competidor. Además, en un entorno como el actual marcado por las dificultades económicas, las bodegas amparadas por el sello Rioja han conseguido incrementar sus ventas prácticamente un 16% en el primer semestre de este año.

El Consejo Regulador de Rioja aplica los controles más rigurosos del mundo. La recompensa a esta política ha sido el prestigio que los vinos de esta región disfrutan en los mercados internacionales.

Ahora, las batallas inmediatas se centran en la captación de nuevos segmentos de mercado, como los jóvenes, y en el diferencial que supondrá la innovación suministrada por la profundización en el empleo de las nuevas tecnologías.

Progresivamente, el sello rioja se va convirtiendo en una gran empresa matriz, con una potente red auxiliar que impulsa su crecimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

VALLE DE ACONCAGUA - CHILE

Discusión enviada por Carla Fátima Vargas Reyes - Capitulo 34: Regiónes, cepas y vinos de Chile 

 

El Valle del Aconcagua posee un clima Mediterráneo con cálidos veranos refrescados por la Corriente de Humboldt y por frescas brisas provenientes del Océano Pacifico. Esta influencia permite una larga temporada de crecimiento en donde la maduración se logra de dos a tres semanas más tarde que cualquier otra región vitivinícola de Chile. La maduración tardía realza los sabores, intensidad y concentración en nuestros vinos.

El promedio de lluvias en el valle es de 250mm y sólo se presenta durante el invierno, lo que permite obtener vinos más concentrados. Este bajo nivel equivale aproximadamente a la cuarta parte de las precipitaciones caídas en Burdeos y dicha escasez de lluvias permite a los viticultores controlar el vigor y el tamaño del racimo, así como a mantener la maduración. Gracias al aire tibio y seco, las enfermedades de la vid derivadas de los hongos como el moho y la botritis son inexistentes en el Valle de Aconcagua, lo que nos permite llevar a cabo una viticultura natural
y sustentable.

Una adecuada irrigación es vital en el proceso de producción de la uva en la Región de Aconcagua. Fuimos bendecidos con un magnífico suministro de agua nieve que baja de la Cordillera de los Andes y que desemboca en el río, cuyo caudal es luego desviado hacia los canales de irrigación que rodean el valle y que a su vez llevan estas aguas a los lugares indicados. A continuación, sistemas de irrigación por goteo transportan el agua hasta los pies de vides específicas.

La constitución del suelo del valle es diverso y complejo; los suelos fluviales son pedregosos debido a la acumulación de piedras acarreadas por los glaciares de los Andes. Los suelos de los faldeos montañosos están compuestos de granito con un alto nivel de grava y arena, mientras que los suelos del valle contienen una textura franca y franca arcillosa.

Estos suelos pobres y pedregosos ayudan a fortalecer las parras y de este modo se obtienen vinos concentrados y estructurados. Como consecuencia, en el Valle de Aconcagua se cultivan mayoritariamente variedades tintas; principalmente Cabernet Sauvignon, Shiraz, Carmenere y Merlot

 
Fuente: Viña San Esteban

FINCA ANTIGUA MOSCATEL

Finca Antigua Moscatel Naturalmente dulce, es el nuevo vino que la Familia Martínez Bujanda nos propone para este año 2009. Vendimiado durante la primera semana de septiembre de forma manual, se convierte en el primer vino dulce que elabora Finca Antigua.

Tras varios años haciendo pruebas con diferentes métodos de elaboración de dulces, Lauren Rosillo, Director Técnico de la bodega, se decante por el asoleo en pasera para la elaboración de este vino.

Procedente de la parcela La Cueva, Finca Antigua Moscatel 08 está elaborado con la variedad Moscatel Morísco mediante la técnica del asoleo, consistente en el secado natural de la uva en paseras hasta su deshidrataión parcial, para su posterior fermentación en dpósitos de acero inoxidable y parada fermentativ de forma que el alcohol y azúcar, se obtienen de manera natural de la uva.

Sin envejecimiento en barrica, este vino garantiza la innovación constante que caracteriza a Familia Martínez Bujanda, y lo igualan en calidad y buen hacer al resto de vinos de la bodega.

De color amarillo limón con destellos verdes esmerilados, es un vino limpio y brillante, la lágrima muy glicérica. Se aprecia su densidad en la copa.

De intensos aromas, con notas varietales de moscatel, es un vino muy complejo a copa parada. Con recuerdos de frutas de hueso, como el melocotón y el albaricoque, de flores blancas como el jazmín y recuerdos de plantas como el hinojo y el cáñamo, junto con especias como el anís y la muez moscada.

En boca, tiene una entrada aterciopelada y sedosa con desarrollo de un volumen goloso. La acidez, inusual para un vino dulce, le aporta frescura y nervio y compensa fantásticamente la dulzura del vino. Final muy largo y gustoso con gran frescura.

Con un precio de 10€, es el vino ideal para acompañar todo tipo de postres y frutas, perfecto también para tomar con foie de pato, quesos curados y otros aperitivos a base de frutos secos.

Finca Antigua cosechó el pasado año 2008 muy buenas criticas, además de numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, situando a sus vinos como claros ejemplos de excelente calidad y personalidad , convirtiéndolos en referentes dentro del sector.

SOBRE FINCA ANTIGUA:

Finca Antigua es una de las bodegas de Familia Martínez Bujanda, cuenta con una superficie de 421 hectáreas, de viñedos en producción, con una edad media de 15 años. Las variedades plantadas incluyen: tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah, viura y moscatel.

NAPA - CALIFORNIA

 
 

EFE.-Mary Avilés

Napa (California), 5 ene (EFE).- Aunque la mayor parte de la mano de obra en los viñedos de Napa es mexicana, son pocos lo que han conseguido convertirse en empresarios del vino, una tendencia que parece ir en aumento.

El mexicano Alex Sotelo tiene 33 años y ya ha puesto su nombre en una edición limitada de vinos, de 2.000 cajas anuales, cuyas botellas se venden por encima de los 28 dólares.

Cuando llegó a Napa, con 19 años, le pareció que era el lugar más hermoso del mundo y aquí se quedó para hacer carrera en el mundo vinícola. Comenzó como muchos otros, en el campo.

Quería algo más. Veía la posibilidad de hacer el vino. Si lo estaba haciendo con éxito para otros, también lo podía hacer para mí , dijo a Efe Sotelo.

Este inmigrante nacido y criado en Jerez, Zacatecas, en poco tiempo logró escalar varias posiciones dentro de Robert Pecota Winery, donde llegó a ser director de Producción y Enología.

Fui a la escuela, estudié inglés, arte y fotografía antes de hacerme viticultor , relató Sotelo, quien es enólogo.

También tuvo la suerte de tener sus papeles en regla, gracias a su abuela ciudadana estadounidense.

Como inmigrante no está fácil pero no es imposible. Hay que prepararse, estudiar y ser constantes. Hay que estar preparado tanto para lo bueno como lo malo , comentó.

Actualmente Alex Sotelo Cellars distribuye en los mercados más importantes del país, como Nueva York, Nueva Jersey, Washington, Virginia y Texas, entre otros.

En 2006 creó junto a dos amigos mexicanos Alma Wines, con el objetivo de promover a sus socios a un nivel empresarial.

Esta sociedad vinícola produce Sauvignon Blanc y tintos como Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc y Malbec.

Asegura que la presencia de hispanos como dueños de bodega ha aumentado en los años recientes y que a se hace cada vez más fuerte.

Se calcula que en la actualidad cerca de una veintena de bodegas o viñedos están en manos de hispanos, entre las que destacan Quintessa-Rutherford de los chilenos Agustin y Valeria Huneeus, Mi sueno Winery, de Rolando Herrera, Frias Family Vineyard, de la familia mexicana del mismo nombre, Renteria Wines, fundada por el mexicano Salvador Renteria o Ceja Vineyards.

Para Amelia Morán Ceja, la primera mujer méxico-americana en presidir una compañía de producción de vinos, esta tendencia es sólo el principio.

Sé de cinco familias latinas que lanzarán su propia marca de vinos bajo su propia etiqueta este año. Es tan emocionante , dijo a Efe Morán Ceja, cuya familia ha trabajado en los valles de Napa y Sonoma por más de 40 años.

Somos tres generaciones trabajando lado a lado nutriendo la filosofía de la primera generación con las ideas frescas de la nueva generación. Es maravilloso. Es una relación simbiótica , sostuvo la presidenta de Ceja Vineyards, quien ha recibido numerosos reconocimientos por su labor al frente de la empresa familiar.

Comencé trabajando en los viñedos y ahora soy dueña de ellos. Adicionalmente estar entre una de las más reconocidas pequeñas marcas en el país, demuestra la contribución de los inmigrantes y los trabajadores de los viñedos a esta competitiva industria , declaró la empresaria que se siente muy orgullosa de los logros de Ceja Vineyards.

Actualmente tienen 113 acres productivos y entre sus clientes destacan Acacia, Robert Craig, Rombauer, Mumm y La Crema.

Bajo su propia etiqueta comenzaron a producir vinos en 2001 de las variedades Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Syrah, entre otros.EFE

DO TIERRA DEL VINO

La DO Tierra del Vino finaliza la vendimia con cerca de 700.000 kilos

Por variedades, la tempranillo ha sido de la que más uva se ha recolectado, casi 450.000 kilos. Mientras los precios rondan los mismos que la pasada campaña. En blanco la uva se paga a 30 céntimos y en tinto sube hasta los 36 céntimos.

Zamora.
María José Salvador Escudero

El presidente de la Denominación de Origen Tierra del Vino de Zamora, Juan Miguel Fuentes, ha explicado en declaraciones a AGROCOPE que este año la vendimia “ha sido excelente pese a la fuerte reducción de uva” -que el pasado año alcanzó los 860.000 kilos-, ya que asegura, “en calidad y en estado sanitario ha sido muy bueno”.

Entre las variedades, la tempranillo ha sido la uva que más ha entrado en las industrias vinícolas con una cantidad que alcanza los 448.500 kilos, cantidad que representa el 68,99 por ciento de la campaña, la blanca malvasía ha alcanzado los 169.931 kilos.

En este sentido, se muestra contento porque “el grado alcohólico aunque ha bajado un poco la calidad de la uva ha estado muy bien al dejar de llover durante unos días permitió finalizar la vendimia perfectamente”.

En cuanto a precios la cantidad pagada ha sido similar a la de la campaña pasada puesto que el presidente de la Denominación de Origen ha confirmado que la uva blanca a 30 céntimos y la tinta en torno a los 36 céntimos.

La Denominación de Origen Tierra del Vino de Zamora cuenta en la actualidad con 8 bodegas y hay otra más que se está construyendo y que “pensamos que entre en la Denominación”, asegura Fuentes.

En la actualidad pertenecen 46 municipios de la provincia de Zamora y 10 de Salamanca. Están registradas 2.050 hectáreas de viñedo con un censo de 241 viticultores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL VALLE DE NAPA

 



Valle de Napa, capital del vino californiano

Por: Luis Arritola – La Opinión - Si viste la película ‘Un paseo por las nubes’ (A walk in the clouds), de Alfonso Arau, pudiste fascinarte con la mágica sensualidad del rito de la cosecha de la uva filmada en los bellos escenarios naturales de los plantíos y viñedos del Valle de Napa.

Y es que el Valle de Napa es considerada la capital de la producción de vinos en California, y si me apuras te diré que de todo Estados Unidos.

¡Ya sé! no faltará quien diga que los viñedos vecinos de Sonoma no le piden nada a los de Napa, y puede que tengan mucha razón, pero la fama es la fama. Y el Valle de Napa se ganó el prestigio de ser la productora del mejor vino de California en 1976, año en que las cosechas Chardonnay Chateau Montelena 1973, elaborado por Miljenko Grgich, y Cabernet Sauvignon 1973 de las Bodegas Stag’s Leap, elaborado por Warren Winiarski, de los viñedos de Napa, obtuvieron el primer lugar en una competencia internacional, desafiando la creencia hasta entonces aceptada de que el vino fino sólo procede de Francia.


El Valle de Napa, un lugar para vivirlo

El Valle de Napa es una región al norte de California, conocida principalmente por su producción de vino. Se ubica en el condado de Napa, a una hora en auto al norte de San Francisco. El valle de 48 kilómetros de largo, concentra a más de 300 productores de vino.

Hay pequeños pueblitos y villas como Napa, Yountville, Rutherford y Calistoga, esparcidos por estas bellas tierras agrícolas. Hay carteles en casi todas las esquinas que lo invitan a hacer un recorrido o una catación de vinos gratuita en alguna de las vinaterías locales. Algunos de estos viñedos son propiedades bellísimas, con mansiones que parecen palacios, algunas al estilo Victoriano y otras al estilo de los castillos europeos.

El lugar es ideal para probar un buen merlot o la exquisita comida en el Museo de la Cocina (Museum of Food). Sólo el estado más rico, del país más rico del mundo, puede ofrecer la experiencia del Valle de Napa, donde la comida y la bebida han sido elevadas al único motivo para vivir.


Napa plus

¿Y qué son esos extras que los viñedos de Napa ofrecen al visitante? Las más de 300 bodegas echan a volar su imaginación escénica, por lo que hay las que ofrecen vino en una galería; dentro de cuevas; para apreciar la arquitectura; en un jardín japonés y hasta en un museo con memorabilia de películas famosas.

Este último es la casa Niebaum Coppola, que en su ’château’ central muestra una colección de recuerdos de las películas de Francis Ford Coppola, como la tabla de surf del coronel Kilgore en ’Apocalypse Now’, la mesa a la que se sentaba Don Corleone en ’El Padrino’ y el impresionante coche de Tucker en la película del mismo nombre.

El debate es intenso e interesante. Hay quienes dicen que el vino de los valles de California tienen un sabor pasado de fuerte, que no alcanza la sutil delicadeza de los vinos franceses. Algunos productores californianos reconocen en parte que han concentrado mucho de sus esfuerzos en decorar sus vinaterías con demasiados adornos, descuidando en parte mejorar el sabor de sus vinos.

Pero eso no parece importar a los más de ocho millones de personas que visitan el valle de Napa cada año. Para ellos, estar en Napa es una oportunidad única de vivir la experiencia de irse de día de campo a las pequeñas bodegas de las colinas, o de comer y beber en restaurantes de bonitas localidades como Santa Helena y Calistoga.


Napa, pueblo bicicletero

En el siglo XIX, cuando el paseante bajaba por la concurrida Main Street de Napa, veía cientos de caballos atados a los postes. Hoy en día, aunque la zona sigue siendo bulliciosa, los caballos y postes han sido sustituidos por bicicletas y soportes para estacionarlas. Esta ciudad es el destino soñado por los ciclistas y sirve de punto de partida de un gran número de caminos que recorren el precioso Valle de Napa.

Toma un mapa gratuito en el Ayuntamiento y elige: una excursión sencilla en bici de 16 kilómetros a Yountville o, si estás muy en forma, una de 48 kilómetros a Calistoga. Para por el camino, detenerse a probar el vino de los viñedos locales o simplemente para contemplar el impresionante paisaje. Los carriles para bicicletas están claramente señalizados y son fáciles de seguir.

De vuelta a la ciudad, puedes seguir disfrutando de muchas más actividades al aire libre. Pasa un día recorriendo las calles de la ciudad o por las riberas del río Napa. O bien dirígete a las colinas del noroeste del parque Alston para practicar senderismo o hacer un picnic. Tras un enérgico o relajante día, satisface tu hambre en cualquiera de los excelentes restaurantes de Napa y recupérate pasando la noche en una cómoda pensión.


Por las regiones de viñedos

Napa es un magnífico punto de partida para recorrer la región, yendo al vecino Valle de Sonoma, o a los condados de Mendocino y Lago. Todos a una distancia de unas cuantas millas de Napa, entre 50 y 150 millas al norte de San Francisco.

Si te decides visitar alguna otra de estas zonas de viñedos, es una muy buena idea llevar un mapa que indique la ubicación de las distintas vinaterías. Los puedes obtener gratuitamente en la mayoría de los hoteles y atracciones turísticas de la región.

Los recorridos por las vinaterías y las cataciones de vino generalmente empiezan entre las 9:00 y 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, todos los días de la semana durante la temporada turística de verano. En la temporada baja, algunas vinaterías sólo abren los fines de semana por algunas horas.

En invierno, los valles del norte de California alcanzan un atractivo especial, pues sus paisajes adquieren una belleza asombrosa que simplemente hay que ver y sentir en la piel.

CON SABOR A JEREZ Y A RIOJA

Por: Deby Béard
 
Una copa de vino fresco y delicado, degustada en un cálido atardecer de verano en Andalucía, o un Pedro Ximénez suave y dulce, bebido en un pub de Londres en una fría jornada de enero, son sólo ejemplos de las múltiples facetas de un vino andaluz.
Conocer la variedad de vinos que produce Andalucía exige una cultura excepcional. Sus vinos, únicos y alejados de cualquier comparación posible con los demás vinos españoles, simbolizan una cultura centenaria y configuran una verdadera tradición enológica.
Las bodegas de Jerez suelen ser grandes empresas y muchas de ellas fueron fundadas por ingleses en el siglo pasado.
En el corazón del Puerto de Santa María, las amplias instalaciones de Osborne ocupan 30 hectáreas. Comprenden un laberinto de hermosos patios sombreados, jardines y no menos de 40 bodegas diseminadas alrededor de la vieja casa familiar de los Duff Gordon, comprada por Osborne en 1872.
Osborne sigue siendo una empresa familiar desde el siglo XVIII. Forma parte del selecto grupo de las primae familiae vini, que agrupa las primeras firmas familiares del mundo (Vega, Sicilia, Miguel Torres, Symington, Oporto, Hugel, Rothschild, Modavi, etcétera).
Elabora jereces del puerto, finos, elegantes y ligeros, sin el mordiente de las manzanillas de Sanlúcar ni la fuerza de los vinos de Jerez.
Se conoce sobre todo el fino Quinta, el amontillado seco Coquinero y el oloroso seco Bailén.
Osborne vinos reagrupa todas las actividades de Grupo Osborne en el área de vinos en España y Portugal: Vinos de Jerez, Vinos de Oporto, Vinos de Rioja, Vinos de la Ribera del Duero, Vinos de la Tierra de Castilla, Vinos de la Tierra de Cádiz.
Con ello logran una gestión global de todas las marcas, con el objetivo de unir bajo un mismo paraguas las denominaciones de origen de mayor prestigio con nuevos proyectos que responden a lo que desean ofrecer.
La famosa enóloga María Martínez me hizo probar, para estos días de verano, un magnífico blanco de la casa, de los vinos de D.O.C. Rioja, el Montecillo Blanco, elaborado en sus bodegas de Fuenmayor con la variedad de uva Viura. El proceso de fermentación tiene lugar a temperatura controlada muy baja, para obtener la máxima intensidad aromática.
Elaboración. Estrujada la uva, se macera en frío con sus pieles, potenciando los aromas. Se realiza un suave prensado seguido de un desfangado natural. Una vez el mosto limpio, pasa a fermentación a baja temperatura (14º C), obteniendo un vino pleno de aromas.
Características organolépticas. A la vista: de color amarillo pálido con reflejos verdosos, limpio y brillante.
A la nariz: destaca la gran carga frutal, manzana, toronja, etcétera.
A la boca: vivo y agradable, donde se potencia aún más la carga frutal, frutas blancas en el postgusto.
Recomendaciones. Ideal con pescados, mariscos y quesos frescos. Temperatura de servicio: 8º C

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA REGIÓN DE TOSCANA

La magia de la Toscana rebasa su cultura, sus vinos y sus paisajes.* Gracias a su variedad gastronómica figura en la alta cocina

México, (Notimex).- SDP - El sabor de la Toscana, región situada en el centro de Italia, va más allá de la pasta y la pizza, también se puede disfrutar en los productos de la tierra, sobrios y sencillos, pero llenos de sabor y tradición, que poco a poco se han ido insertando en la alta cocina internacional.
Su variedad gastronómica no tiene igual y va desde los quesos, legumbres, pan, vino y carne hasta sus exquisitas sopas de verduras, como la famosa “minestrone” o la “ribolita”, según destaca el artículo “La Toscana, el sabor de la tradición”, publicado en la edición de agosto de la revista “Playboy”.
Para el verano se recomienda al visitante probar la “panzarella”, una especie de sopa fría parecida al “gazpacho”, hecha con pan empapado de agua, acompañado de tomate, cebolla y, en ocasiones anchoas, pero siempre aderezada con albahaca y aceite de oliva.
La capital toscana, enclavada en el centro de la fértil cuenca del río Arno, se distingue principalmente por sus carnes, en especial, la “bistecca”, un corte de solomillo de ternera con hueso, que se cocina a la brasa y se adereza con romero y aceite de oliva virgen.
Otro platillo famoso es la “tagliata di manzo”, que es lomo de ternera asado que se puede comer frío, en finas láminas aliñadas con pimienta, aceite y vinagre balsámico de Módena (lugar donde nació el famoso tenor Luciano Pavarotti).
La “trippa” (menudos o callos de ternera) que se puede cocinar de muchas formas, incluso con salsa de tomate u horneada al modo de la pasta.
La tierra del Chianti, que incluye a la ciudad de Siena, destino turístico de gran interés para el viajero, se caracteriza en lo gastronómico por sus “cantuccini”, “panforte ricarrelli” o “panpepato”, dulces de almendras, pasas y especias, que son clásicos dulces del Renacimiento.
En Siena son muy comunes los platos de raíces campesinas, elaborados con frutos de la naturaleza, desde la sopa de ranas (con ramas de albahaca) hasta las especialidades a base de setas, especialmente el famoso hongo “fungi porcini” o “boletus”, que se degusta acompañado de pasta o de relleno de hojaldre.
Los quesos de la región, hechos a base de leche de oveja o de cabra, son también muy famosos, como el de “Pienza”.
Sigue La magia de. dos. “Pienza”.
Y ni qué decir de los famosos vinos de la comarca del Chianti, que la han dado fama internacional a uno de los más conocidos en el mundo.
Otros vinos blancos sobresalientes son: el “Brunello di Montalcino”, de la provincia de Siena; el “Vernaccia di San Giminiano” y desde luego el “vin santo”, que es un vino dulce, ligeramente ahumado por su prolongado añejamiento en barricas, con el que se esparcen los variados postres de la región.
También se elabora una gran variedad de embutidos, muchos a la manera tradicional, como el “salame finocchiona”, un guiso muy sabroso que se elabora con semillas de hinojo a base de la carne de lomo de cerdo.
La Val di Chiana es una zona de gran tradición, donde desde tiempo de los etruscos se elaboran los más selectos embutidos, triturando la carne a cuchillo.
Para los amantes de los pescados y los mariscos, los mejores lugares son: Pisa, con su torre inclinada, y Livorno, segunda ciudad toscana en importancia que tiene 160 mil habitantes frente a los 370 mil de Florencia.
El célebre “cacciuco”, sabrosa caldereta de pescados y mariscos, con un fondo de pan tostado con ajo y aceite de oliva, se guisa en el archipiélago de las islas de Elba, La Versilia y el Argentario.
La trufa blanca en Pisa y las ensaladas de langosta de la isla de Elba, son para aquellos paladares exigentes, aunque los más accesibles en precios son las anguilas o el bacalao.
En la comarca más sureña y menos explorada turísticamente de la Toscana, la comarca de Maremma, los amantes de los platos de caza encontrarán los platillos de jabalí, libre y corzo, adobados con chianti y hierbas aromáticas.
En dicha localidad también es famosa la “acquacotta” (agua cocida), que nació en tiempos de necesidad de llevarse algo caliente a la boca y se ha convertido en una exquisita sopa con agua, sal, un poco de aceite, verduras de temporadas, huevos o setas y una pizca de queso de oveja.
Hay también una infinita variedad de pasta fresca o seca, biológicas o con verduras, negras (con tinta de calamar o sepia) o rellenas.
Por último, cabe destacar las salsas en conserva que guardan toda la tradición toscana y que los viajeros siempre se podrán llevar consigo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres