Blogia
ENOLOGIA

EL VALLE DE NAPA

 



Valle de Napa, capital del vino californiano

Por: Luis Arritola – La Opinión - Si viste la película ‘Un paseo por las nubes’ (A walk in the clouds), de Alfonso Arau, pudiste fascinarte con la mágica sensualidad del rito de la cosecha de la uva filmada en los bellos escenarios naturales de los plantíos y viñedos del Valle de Napa.

Y es que el Valle de Napa es considerada la capital de la producción de vinos en California, y si me apuras te diré que de todo Estados Unidos.

¡Ya sé! no faltará quien diga que los viñedos vecinos de Sonoma no le piden nada a los de Napa, y puede que tengan mucha razón, pero la fama es la fama. Y el Valle de Napa se ganó el prestigio de ser la productora del mejor vino de California en 1976, año en que las cosechas Chardonnay Chateau Montelena 1973, elaborado por Miljenko Grgich, y Cabernet Sauvignon 1973 de las Bodegas Stag’s Leap, elaborado por Warren Winiarski, de los viñedos de Napa, obtuvieron el primer lugar en una competencia internacional, desafiando la creencia hasta entonces aceptada de que el vino fino sólo procede de Francia.


El Valle de Napa, un lugar para vivirlo

El Valle de Napa es una región al norte de California, conocida principalmente por su producción de vino. Se ubica en el condado de Napa, a una hora en auto al norte de San Francisco. El valle de 48 kilómetros de largo, concentra a más de 300 productores de vino.

Hay pequeños pueblitos y villas como Napa, Yountville, Rutherford y Calistoga, esparcidos por estas bellas tierras agrícolas. Hay carteles en casi todas las esquinas que lo invitan a hacer un recorrido o una catación de vinos gratuita en alguna de las vinaterías locales. Algunos de estos viñedos son propiedades bellísimas, con mansiones que parecen palacios, algunas al estilo Victoriano y otras al estilo de los castillos europeos.

El lugar es ideal para probar un buen merlot o la exquisita comida en el Museo de la Cocina (Museum of Food). Sólo el estado más rico, del país más rico del mundo, puede ofrecer la experiencia del Valle de Napa, donde la comida y la bebida han sido elevadas al único motivo para vivir.


Napa plus

¿Y qué son esos extras que los viñedos de Napa ofrecen al visitante? Las más de 300 bodegas echan a volar su imaginación escénica, por lo que hay las que ofrecen vino en una galería; dentro de cuevas; para apreciar la arquitectura; en un jardín japonés y hasta en un museo con memorabilia de películas famosas.

Este último es la casa Niebaum Coppola, que en su ’château’ central muestra una colección de recuerdos de las películas de Francis Ford Coppola, como la tabla de surf del coronel Kilgore en ’Apocalypse Now’, la mesa a la que se sentaba Don Corleone en ’El Padrino’ y el impresionante coche de Tucker en la película del mismo nombre.

El debate es intenso e interesante. Hay quienes dicen que el vino de los valles de California tienen un sabor pasado de fuerte, que no alcanza la sutil delicadeza de los vinos franceses. Algunos productores californianos reconocen en parte que han concentrado mucho de sus esfuerzos en decorar sus vinaterías con demasiados adornos, descuidando en parte mejorar el sabor de sus vinos.

Pero eso no parece importar a los más de ocho millones de personas que visitan el valle de Napa cada año. Para ellos, estar en Napa es una oportunidad única de vivir la experiencia de irse de día de campo a las pequeñas bodegas de las colinas, o de comer y beber en restaurantes de bonitas localidades como Santa Helena y Calistoga.


Napa, pueblo bicicletero

En el siglo XIX, cuando el paseante bajaba por la concurrida Main Street de Napa, veía cientos de caballos atados a los postes. Hoy en día, aunque la zona sigue siendo bulliciosa, los caballos y postes han sido sustituidos por bicicletas y soportes para estacionarlas. Esta ciudad es el destino soñado por los ciclistas y sirve de punto de partida de un gran número de caminos que recorren el precioso Valle de Napa.

Toma un mapa gratuito en el Ayuntamiento y elige: una excursión sencilla en bici de 16 kilómetros a Yountville o, si estás muy en forma, una de 48 kilómetros a Calistoga. Para por el camino, detenerse a probar el vino de los viñedos locales o simplemente para contemplar el impresionante paisaje. Los carriles para bicicletas están claramente señalizados y son fáciles de seguir.

De vuelta a la ciudad, puedes seguir disfrutando de muchas más actividades al aire libre. Pasa un día recorriendo las calles de la ciudad o por las riberas del río Napa. O bien dirígete a las colinas del noroeste del parque Alston para practicar senderismo o hacer un picnic. Tras un enérgico o relajante día, satisface tu hambre en cualquiera de los excelentes restaurantes de Napa y recupérate pasando la noche en una cómoda pensión.


Por las regiones de viñedos

Napa es un magnífico punto de partida para recorrer la región, yendo al vecino Valle de Sonoma, o a los condados de Mendocino y Lago. Todos a una distancia de unas cuantas millas de Napa, entre 50 y 150 millas al norte de San Francisco.

Si te decides visitar alguna otra de estas zonas de viñedos, es una muy buena idea llevar un mapa que indique la ubicación de las distintas vinaterías. Los puedes obtener gratuitamente en la mayoría de los hoteles y atracciones turísticas de la región.

Los recorridos por las vinaterías y las cataciones de vino generalmente empiezan entre las 9:00 y 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, todos los días de la semana durante la temporada turística de verano. En la temporada baja, algunas vinaterías sólo abren los fines de semana por algunas horas.

En invierno, los valles del norte de California alcanzan un atractivo especial, pues sus paisajes adquieren una belleza asombrosa que simplemente hay que ver y sentir en la piel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres