Blogia
ENOLOGIA

ORFEO Y EURIDICE - 01

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes - Perú

La Historia del Vino - Dionisos Cap: 13 

 

LAS PENAS DE ORFEO. Un diáfano día de primavera, Dionisos y Ariadna llegaron a una hermosa y florida región, en las riberas del rió Hebro, en Tracia, donde sus habitantes les acogieron con amistad e interés por conocer los muchos secretos de la enología. Cuando terminaban las faenas en el campo, los escogidos disfrutaban de la música y el vino de Dionisos, mientras escuchaban sus fantásticas historias.

 

Uno de los discípulos mas aprovechados fue un joven poeta llamado Orfeo, no-solo era un buen trabajador en el campo, también tenia un gran talento artístico, nuestros dos  personajes hicieron una sincera y gran amistad. En las horas de tertulia, Dionisos le enseño a tocar la lira y especialmente la flauta de Pan, Orfeo aprendió con tanta destreza y rapidez que sorprendía a su instructor, cuenta la historia que alcanzo tal virtuosismo con su música que podía amansar a los animales salvajes y detener el agua de los ríos, también las piedras y los árboles se movían para poder escucharle, como muchas veces sucede, el alumno había superado al maestro.

 

Su talento le venia de herencia, Orfeo era hijo de Calíope,  la de la dulce voz, una de las nueve musas que inspiraban a los vates y a los músicos, la más augusta y noble de todas y por supuesto tan virtuoso ser había concentrado sus genes en su aplicado retoño. Orfeo, también era un héroe, debido a la participación en la expedición de los Argonautas, a quienes alentó con su canto y gracias a esta argucia pudieron atravesar indemnes la morada de las Sirenas.

 

Orfeo se había  casado con una  doncella  hermosa que era la fuente de su constante inspiración, estaban muy enamorados, sin lugar a dudas la ninfa Eurídice  superaba cualquier expectativa y lograba que su diestro esposo,  fuera inmensamente feliz.

 

Pero un nefasto día, cuando Eurídice estaba en el campo pisó sin darse cuenta una serpiente venenosa que la mordió en un tobillo. Eurídice murió a las pocas horas, tal fue el dolor de la tragedia, que genero de inmediato una singular ola de amargo y frió sentimiento que cubrió a Orfeo y lo enmudeció, desde ese instante no volvió a emitir ningún sonido, ni a moverse, tratando con su concentración de preservar en su interior todo el amor perdido. Dionisos fue el único que pudo convencerlo que existía una alternativa a su muerte por inanición y que esta opción no era la única manera de alcanzar  el anhelo de reunirse lo mas pronto posible con su amada Eurídice.

 

Dionisos le dijo que era el momento de luchar y no dejarse morir, deberían unir fuerzas y tratar de arrancarle al destino tan fatal decisión. El le enseñaría que hacer. La reacción de Orfeo fue inmediata,  decidió ir donde Hades, en el reino de las tinieblas, para buscar a su esposa fallecida.

Hades, hermano de Zeus y Poseidón, era el soberano de los espíritus de los muertos, es el despiadado e inexorable enemigo de todo lo que represente vida y odiado por este hecho por los dioses y los hombres. Tenia como fiel guardián al can Cerbero de tres cabezas y el pelo formado por serpientes, este horrible ser  dispensaba una afectuosa acogida a los que entraban a sus dominios, pero si alguno pretendía salir tenia que enfrentarlo y evidentemente esto era muy difícil por su enorme poderío. 

 

Es celebre la historia de Hades y Perséfone, un día la hija de Zeus y Deméter, siendo aun doncella, mientras recogía flores cerca de su casa en Ena, Sicilia fue sorprendida por Hades quien la rapta y conduce en su carro de fuego al mundo de las tinieblas. Su madre Deméter, acude donde el poderoso Zeus a pedir ayuda y venganza y le recuerda tiempos pasados. Para  calmar la ira de la diosa de la agricultura, el soberano del cielo envió a Hermes a traerla de vuelta, pero se encuentran ante una realidad, Perséfone ya es la esposa de Hades, quien la a hechizado con un poderoso filtro de amor. Deméter insiste, necesita a su hija, por que es el vehículo de la fertilidad de los campos y sin su presencia todos los prados serán estériles. Llegan a un acuerdo final, dos tercios del año Perséfone permanecería con su madre en el mundo superior, al termino de ese periodo tenia que regresar con su marido y gobernar como la diosa sombría de la muerte.

 Este hecho determina que Perséfone sea el símbolo de la vida vegetativa, que nace y muere con el cambio de las estaciones. En la primavera  cuando las plantas brotan ella se eleva hacia su madre y vuelve a ser virgen y cuando llega el tiempo de la siembra, regresa a su mundo subterráneo, igual que las semillas que se colocan en las frías sepulturas de la tierra.

 

Orfeo Tiene que seguir fielmente las indicaciones de su amigo y maestro Dionisos, que le entrega un mapa que señalaba como encontrar el reino de Hades,  debería llegar al oeste del rió Océano, buscar allí una pradera cubierta de asfódela, una maleza de aspecto triste, luego seguir un sendero bordeado de sauces y álamos estériles que lo conduciría hasta la laguna Estigia, que estaba atravesada por el Aqueronte, rió de los infortunios, el Cocitos, río de los lamentos, el Flegetón y el Periflegetón los ríos de fuego, hasta llegar al Leteo, el río del olvido, donde las almas de los muertos bebían de sus aguas para olvidar su existencia terrenal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

barbara quezada -

muy buenas las imguenes te e robado algunas kjkaj cuidate
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres