Blogia
ENOLOGIA

LA HISTORIA DEL RIESLING

La producción de vino de Alemania se encuentra entre las más afamadas comarcas del Norte de Europa, existen trece zonas vinícolas reconocidas con denominación de origen, y aunque sea eclipsada por la producción de cerveza existe en el suroeste de Alemania (zona fronteriza con Francia) una amplia cultura asociada al cultivo de la vid y degustación del vino. La enciclopedia Wikipedia señala que el vino alemán se encuentra ampliamente regulado por las leyes alemanas del vino que amparan y regulan todos los aspectos acerca de la denominación, composición, elaboración y embotellado del vino. Alemania según datos del 2000 ocupa la posición décimo quinta en el ranking de superficie dedicada a cultivo de la vid.

Hoy en día casi no se recuerda que el Riesling de la región Rheingau fue una vez en el siglo XIX de los vinos más caros del mundo.

Existió una lenta y dulce (debido a la excesiva dulzura de algunos de ellos) decadencia de los vinos alemanes tras la Segunda Guerra Mundial debido a una producción masiva de vinos de baja calidad y con muy poco renombre tales como el "Liebfrauenmilch" o el "Kröver Nacktarsch" que tenían una mezcla excesivamente dulce de la variedad Riesling, que durante los 50 supuso casi a mitad de las exportaciones alemanas. Hoy en día este vino ya casi no se produce.

En los '70 y '80 se fue mejorando la producción y pronto empezó lo que algunos enólogos definieron como el "boom del Riesling" o el "el milagro del vino alemán", debido a la preocupación de algunos cosecheros y productores más en la calidad de la producción que en el volumen, este trabajo poco a poco fue cosechando buenos resultados en los vinos blancos y en los rojos. Este efecto hizo que ya desde el año 1962 los propios alemanes hayan duplicado el consumo de su vino, aumentando la proyección internacional, por ejemplo en Estados Unidos se rinde culto al Riesling.

Los vinos blancos de los '90 en Alemania no procedían de barrica, pero poco a poco la fuerte demanda ha hecho que cada vez más vinicultores estén dedicados a la producción de este tipo de vino.

El vino de calidad representa el 90% de la producción de Alemania. La superficie de cultivo de vinos de este tipo (Qualitätswein) en el año 2004 es de cerca de 102.240 Ha.

En total existen cerca de 140 variedades de uva que se pueden clasificar en 40 de ellas para uva de vino tinto y 100 para las variedades de vino blanco. En alemania el 20,2 % de la superficie de cultivo es de la variedad Riesling, seguido por la uva Müller-Thurgau con el 14,7 %. En tercer y cuarto puesto se encuentran las uvas tintas Blauer Spätburgunder con el 11,1 % y el Dornfelder con el 8 %. El Silvaner, el Blauer Portugieser, el Kerner, Grauer Burgunder y Weißer Burgunder. Verde - El Diario de Cuyo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres